Miércoles, 19 de junio, 2019 | 7:53 pm

Una doméstica mató mujer enviada prisión

Suceso. Confesa homicida planificó hecho en combinación con su pareja. Investigación. El cómplice huyó con el dinero y dos relojes Rolex

Vocero de la Policía muestra imagen del prófugo.   elieser tapia
Vocero de la Policía muestra imagen del prófugo. elieser tapia


SANTO DOMINGO.-La empresaria Cristina García Torne, cuyo cadáver fue encontrado en el interior de su apartamento del sector La Esperilla, fue ultimada a puñaladas por su doméstica tras sorprenderla intentando robarle medio millón de pesos y prendas.

Así lo reveló la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, al explicar que Fatín Leonarda Falcón Alvino, de 31 años, en combinación con su pareja, planificó sustraer el dinero que García Torne tenía en su habitación, y que para tales fines prepararon una coartada, de modo que ella pudiera salir de la vivienda sin nada en las manos.

“Conjuntamente con su pareja, ella iba a poner todo en un lugar donde él se iba a hacer pasar por mensajero para recogerlo y no ser visto por las cámaras.

Sin embargo, al no permitir que el señor tuviera acceso a la vivienda, la doméstica se devolvió y García Torres se percató que el dinero, un cuchillo y un abrigo de su esposo estaban en la parte de afuera del apartamento”, manifestó la fiscal.

La detenida confesó que tras ser descubierta se inició una pelea entre ambas, apuñalándola repetidas veces con un cuchillo que portaba.

Luego de esto, Falcón Alvino tomó el dinero y las prendas, las cuales entregó a su pareja que la esperaba en un parque aledaño, mientras ella tomó un vehículo.

Tres meses de coerción

La jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Octavia Fernández, dictó tres meses de prisión preventiva como medida de coerción a Falcón Alvino por la muerte de García Torne.

La magistrada ordenó que la imputada cumpla la prisión en la cárcel de Najayo San Cristóbal.

Acusación

— El arresto
La Policía precisó que Falcón Alvino, quien laboró por más de un año en la casa, fue detenida en Don Gregorio, Nizao, mientras se persigue a Gabriel Cabrera, quien se presume huyó con dinero y dos relojes.