Protejamos el cambio

Protejamos el cambio

Protejamos el cambio

Elías Brache

Más allá de cualquier consideración o preferencia política, uno de los logros de la pasada consulta electoral fue la de prescindir de figuras que representaban viejos estilos de gobierno.

Y no se trata de solamente los dos expresidentes anteriores, cuya Alma Mater es la misma, sino de muchos funcionarios que no plasmaron en sus comportamientos el sagrado compromiso de respetar los fondos públicos y de servir al estado y no servirse de él.

Se dice que República Dominicana permanentemente vive en política, y así parecería ser por las intenciones y pronunciamientos de algunos políticos que desde ya comienzan a promocionarse y posicionarse, algunos conscientes de que eso no pasará de un bulto en caso de pretensiones presidenciales, pues en sus organizaciones, los caciques no cederán sus liderazgos.

Ahora bien, mal podría un dominicano quejarse de estas aspiraciones en términos del derecho que poseen aquellos que las motorizan, pues están refrendadas por un derecho constitucional y reflejan el vivir en democracia.

Igualmente protegido, está el derecho de expresar preocupaciones legítimas cuando algunas de esas figuras que comienzan a mercadearse políticamente, ya han ocupado posiciones públicas y no han llenado las expectativas, o se han negado a responder cuestionamientos sobre su persona.

¿Cómo es posible que usted demuestre una capacidad financiera holgada, si la única fuente de ingreso que ha exhibido es haber sido funcionario del gobierno?

¿Hasta cuándo vamos a permitir que personas que nunca han explicado el origen de sus fondos, puedan competir en ventaja con aquellos que hacen de tripas corazón para costear sus campañas?

Por cierto, felizmente y gracias a la tecnología, las plataformas digitales están contribuyendo a promocionar y colocar en el mismo plano, a muchos que antes no podían ampliar sus discursos y hacerlos llegar a más personas.

Dominicanos, estamos frente a una tarea que requiere de unidad entre los que aspiramos a un adecentamiento de la política. Claro que todo el mundo tiene derecho a ser considerado para una posición, lo que no se tiene es derecho es a camuflajearse en la selva política, para luego, como ya se hizo antes, exhibir comportamientos que están tipificados en los textos penales.

No podemos y no debemos darles vigencia a figuras tóxicas de la política.

Hemos avanzado, el actual presidente Luis Abinader no ha sido mencionado ni ha dado señales de voracidad personal…ni él ni sus parientes.

Protejamos el cambio.



Avatar

Elías Brache

Licenciado en Derecho Cum Laude (UNPHU) con estudios de Especialidad en Gobierno y Politicas Publicas (FLACSO) ha ocupado diferentes posiciones dirigenciales en su vida privada y publica incluyendo las de Vice Canciller de la Republica y Gerente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL).