Viernes, 22 de febrero, 2019 | 6:15 pm

Presidente y primer ministro de Haití llaman a diálogo y a unidad en el país

Presidente de Haití, Jovenel Moise, y el primer ministro, Jean Henry Ceant
Presidente de Haití, Jovenel Moise, y el primer ministro, Jean Henry Ceant


Puerto Príncipe.– El presidente de Haití, Jovenel Moise, y el primer ministro, Jean Henry Ceant, llamaron hoy al diálogo y a la unidad del país durante sus respectivas intervenciones ante la Asamblea Nacional, para rendir cuentas de sus actuaciones al frente del Gobierno.

“El año pasado fue difícil, pero este año podemos trabajar juntos y dialogar para encontrar la manera de trabajar todos para el bien del país. Tenemos diferencias, pero tenemos un interés común que es Haití”, dijo el jefe de Estado ante senadores y diputados.

Moise destacó que son los haitianos los responsables de dirigir sus destinos y destacó “progresos” de su gestión en temas como las inversiones e infraestructuras.

“Este será un año histórico, donde tenemos que demostrar que podemos trabajar juntos hacia los intereses comunes, pese a las dificultades y diferencias.

Llamo a todos mis compatriotas a colocar el país como prioridad”, expresó el gobernante. Ceant, por su parte, afirmó que asumió la jefatura del Gabinete en medio de una crisis y que ha logrado “mejorar” la situación.

“Desde mi llegada la cosas mejoraron, pero tenemos más trabajo por hacer. Hoy estoy aquí para relanzar la llamada al diálogo para garantizar la paz y la estabilidad”, acotó.

El primer ministro haitiano enfatizó en que no abandonará la lucha por la paz, y reveló que a finales de este presentará a la oposición un documento para la firma de un pacto de gobernabilidad.

“Es un paso importante (el pacto) en la tarea que me dio el presidente para dialogar con la oposición. El trabajo es mucho, pero tenemos la determinación de trabajar para salvar al país”, agregó.

Ceant, por otra parte, admitió que “muchas personas” abandonaron el país el año pasado debido a la situación económica que sufre el país más pobre del continente.

“La inflación continúa causando problemas, pero en este nuevo año tenemos un plan económico para la estabilidad. Vamos a trabajar junto con el Parlamento para duplicar los esfuerzos”, aseguró.

Haití atravesó el año pasado un período muy difícil, con altos niveles de inflación, delincuencia y escándalos de corrupción, entre otros males.

A principios de julio de 2018 se produjeron en Haití violentos disturbios que causaron varios muertos, luego de que el Gobierno anuncia fuertes incrementos en el precio de los combustibles.

La crisis causó la dimisión del entonces primer ministro Jack Guy Lafontant, quien fue sustituido por Ceant.