Sábado, 17 de agosto, 2019 | 9:47 am

Petrobras a prueba con el precio del crudo a menos de 60 dólares

Para que los proyectos brasileños del presal sean viables debe estar entre US$41 y 57 el barril

14 g 5,p01


La máxima responsable ejecutiva de Petróleo Brasileiro SA, Maria das Graças Foster, dijo en junio que el desarrollo de los gigantescos descubrimientos petroleros de Brasil bajo una capa de sal sería más barato que proyectos similares en Norteamérica.

Esa ventaja se está evaporando rápidamente.

El crudo Brent cayó hasta un mínimo de 58,50 dólares en Londres esta semana, acercándose al umbral de rentabilidad entre 41 y 57 dólares por barril de la productora estatal, para los llamados proyectos del presal, mencionados por Graças Foster hace seis meses, cuando el petróleo se cotizaba por encima de 100 dólares.
Petrobras, que planeaba invertir más de US$100,000 millones para explorar los depósitos atrapados 3,2 kilómetros por debajo del lecho marino frente a las costas de Río de Janeiro, está desacelerando el gasto total, tras reducir su estimación del precio del petróleo para el próximo año a 70 dólares el barril, dijo el 12 de diciembre .

Si bien la economía de la perforación presal es “bastante robusta” y los activos están en condiciones de producir durante años, algunos de los proyectos de mayor costo que todavía están lejos de generar efectivo probablemente se ralentizarán, según Ruaraidh Montgomery, analista sénior para investigación corporativa de petróleo y gas en Wood Mackenzie.

“Los proyectos que se encuentran en el extremo superior de ese rango de equilibrio, y que tal vez aún no han sido sancionados, podrán verse retrasados hasta que el entorno de precios se estabilice”, dijo Montgomery por teléfono desde Houston. “Quizá no estemos tan lejos de que algunos de los más pequeños, tal vez los más pequeños con los umbrales de rentabilidad más altos, se vuelvan económicamente marginales”.

Mientras que el precio mínimo del petróleo necesario para que los proyectos brasileños del presal sean viables es de entre US$41 y US$57 el barril, los proyectos del petróleo de esquisto en los EE.UU. y las arenas petrolíferas de Canadá requieren hasta US$88 por barril, dijo la CEO Graças Foster, en una presentación del 2 de junio. La compañía, que incluyó un costo equilibrio de US$45 en su negocio desde 2014 hasta 2018, se negó a comentar sobre el efecto de los precios más bajos.

Petrobras todavía cree que los proyectos del presal son rentables y no está considerando ningún retraso en los mismos, ya que espera una recuperación de los precios en los próximos años, dijo José Formigli, director de exploración y producción de la compañía, a la prensa en Río de Janeiro, el 17 de diciembre.

“La rentabilidad del presal continúa garantizando la continuidad de los proyectos, tanto de aquellos que ya están proyectados como de los que esperan la aprobación de la junta”, dijo. “Por supuesto que los márgenes han disminuido pero siguen siendo positivos”.

Se prevé que los proyectos del presal funcionarán durante décadas, lo que significa que las empresas tendrán una visión más a largo plazo sobre las decisiones de inversión que con el gas de esquisto, por ejemplo, dijo Rodrigo Mas, socio de Bain Co. en Río.