Sábado, 17 de agosto, 2019 | 2:30 am

Mujeres afianzan su liderazgo en la industria hotelera

Desarrollo. Con el paso del tiempo han incrementado su presencia en este sector. Trayectoria. Aurora María Sagredo se destaca en el área por su eficiencia y capacidad.

silueta-vidp01


SANTO DOMINGO.-Las mujeres han contribuido al éxito de la industria hotelera, al destacarse desde cualquier posición por su talento, entrega, liderazgo y protagonismo, impulsando el desarrollo de este sector.

Aunque no todas las cadenas hoteleras y restaurantes cumplen con la cuota femenina en los cargos de liderazgo, muchas de las que si tienen representación de la mujer en las direcciones sénior respaldan tanto su crecimiento como el de la empresa.

Esto se debe a que las habilidades y las capacidades necesarias no dependen del sexo y las mujeres se esfuerzan más para progresar en su trayectoria.

Una mujer, madre, profesional y trabajadora incansable, que ha forjado su trayectoria en este sector es Aurora María Sagredo, quien ocupa la posición de directora de Ventas y Mercadeo del Hotel Sheraton Santo Domingo, de la cadena Marriott International.

Trillando el camino

La ejecutiva, quien ha ocupado posiciones gerenciales en otras empresas, destaca que abrirse camino en un mundo laboral desafiante para la mujer, en estos días, es una suma de muchas cualidades, como la formación, disciplina y constancia.

En su caso, a pesar de ser una joven profesional que ha dirigido puestos claves, le ayudó el que además de tener una maestría en Mercadeo, es una profesional del área de la Psicología y los Negocios, con carácter tenaz y chispeante.

Sagredo dice estar convencida que el límite está en la mente, y se lo pone cada uno, por ello cada mujer va logrando los sueños, siendo la mejor versión de ellas mismas cada día.

La suma de todo

Comenta que para tener una década en el mundo de la hotelería y liderar puestos, como el de directora Comercial del hotel Occidental El Embajador, donde duró seis años, hay que tener seguridad y carácter, motivación, determinación y perseverancia . Agrega: “Creo que la experiencia, sumada a la energía, la seguridad y la pasión que les ponemos a las cosas, puede marcar la diferencia”.

Aunque los compromisos laborales, los viajes, encuentros y las reuniones con clientes son parte de su vida, Aurora María no negocia el tiempo de calidad para su familia.

Afirma que el trabajo es importante y es su pasión, pero la familia es lo primero. “No pienso que ser `workaholico` sea productivo.

Los seres humanos integrales, que trabajan duro, que tienen también una vida familiar y personal en equilibrio son más productivos. Siendo organizados, responsables y un equipo de gente competente y comprometida, un equipo, sí puedes lograr ese balance ideal entre la familia y el trabajo”, subrayó.

Su mayor tesoro

Como madre de María Aurora, de 15 años, y Eduardo Antonio, de 14, los motiva a vivir con sentido de humildad, amor e independencia y que sean agradecidos de la vida, ya que poseen las oportunidades necesarias para abrirse camino en el futuro.

Asegura que disfruta estar en su casa y pasar tiempo libre con sus hijos, para compensar las ausencias fruto de los viajes constantemente.

Muy competentes

La profesional dijo que está convencida de que las mujeres poseen una serie de competencias que, desde su punto de vista, “nos agregan valor, al ser “multitasking”, organizadas, sensibles, intuitivas, sumado a que en el campo laboral por ejemplo, generamos mucha empatía.

Estas competencias son claves en nuestra formación como seres humanos, para ser madres, esposas e hijas; las mujeres tenemos la capacidad de motivar y lograr altos niveles de compromiso y productividad en nuestro entorno, ya que son fundamentales para lograr nuestros objetivos en la vida”.

Aurora concluye diciendo que su motor inspirador en su rol como profesional es su padre, el ingeniero nuclear Eduardo Sagredo, un santiaguero incansable y de alma noble.