Viernes, 17 de mayo, 2019 | 8:46 pm

Ministerio de Educación busca prevenir el bullying en los centros educativos

educacion


SANTO DOMINGO.- “Yo te hago el coro contra el bullying”, es la nueva campaña con la que el Ministerio de Educación busca sensibilizar a niños y adolescentes que estudian en centros educativos del país sobre el daño que causa este tipo de acoso o violencia escolar.

Al poner en marcha la campaña, el ministro de Educación, Andrés Navarro dijo que esta es una herramienta integral de orientación-formación que auspicia la reflexión y el compromiso por una cultura de paz.

Añadió que la campaña procura garantizar a las familias una mejor salud emocional y el rendimiento escolar de los estudiantes.

“Otra vez apelo a las familias para que junto a nuestros estudiantes podamos hacer posible esta necesaria campaña contra la violencia emocional en las escuelas, un paso que hemos asumido con carácter de prioridad en el marco de la agenda del Ministerio, diciéndole no a la burla, al irrespeto y a la desconsideración en esos espacios de desarrollo personal que son los centros educativos”, dijo Navarro durante un acto celebrado en el salón en un hotel de esta capital.

Visión integral

La campaña contra el acoso escolar o bullying, por una convivencia armoniosa y de respeto en las aulas, bajo la coordinación de la Dirección de Orientación y Psicología del Ministerio de Educación, incluye recursos audiovisuales que apelan a la oportuna sensibilización entre los estudiantes y los demás actores que inciden en las comunidades educativas.

Se trata de un manual basado en una guía para acompañar su implementación en los centros educativos, así como varios spots promocionales por radio, televisión y las redes sociales, entre otros medios comunicacionales. Asimismo, la campaña estará seguida de un proceso de talleres y acompañamiento dirigido a estudiantes, docentes y al resto del personal envuelto en el proceso educativo, “en un esfuerzo por detener la dañina práctica del acoso en perjuicio de la salud física y emocional y del rendimiento escolar de los niños, adolescentes y jóvenes en los centros educativos”.

El reputado sicólogo sueco Dan Olweus, con un master en Resolución de Conflictos en el Aula, define el acoso escolar o bullying como “la conducta de persecución física o psicológica que realiza el alumno o alumna contra otro compañero, al que elige como víctima en repetidos ataques. La continuidad de esas relaciones provoca en las víctimas efectos claramente negativos como la disminución de la autoestima, estados de ansiedad, e incluso, cuadros depresivos, lo que hace difícil su integración en el medio escolar y en el desarrollo normal de los aprendizajes”.

Incidencia del Bullying

El acoso escolar es de alta prevalencia en el ambiente de los centros educativos, con una incidencia de un 33.6 por ciento en las escuelas, según indica el reciente estudio “Prevalencia, Tipología y Causas de la Violencia en los Centros Educativos de Básica y Media de la República Dominicana”, el cual abarcó a estudiantes, docentes, directores de gestión y a los tutores de familias.

“Los estudiantes reportan que el acoso verbal es más común, y ocurre con mayor frecuencia durante los momentos de ocio, con un 51.6%, mientras que en el salón de clases con el docente presente se da en un 41.2%, una mala práctica de especial relevancia, ya que revela falta de la debida atención por parte de los maestros”, refiere el estudio.

Los investigadores hallaron que en Básica hay más reportes de acoso escolar que en Media, aunque en ese último nivel se registra mayor frecuencia de violencia.

Un indicador que llama la atención en el estudio realizado por el Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE), es que las mayores acosadoras son las niñas en grupos de dos y tres en los niveles de Básica y de Media, pese a que los estudios internacionales señalan a los varones.

Las formas de acoso que reportaron los estudiantes como más comunes son: poner apodos desagradables, ridiculizar o fastidiar de forma hiriente a otro compañero de la escuela, en un porcentaje que alcanza el 50%.