Miércoles, 17 de julio, 2019 | 10:31 am

Mejores condiciones a policías y militares



“Nos comprometemos con ser defensores de mejores condiciones de vida y de trabajo para los policías y militares de República Dominicana”.

Ese es otro fragmento del discurso de presentación de nuestra candidatura.
No se puede hablar de seguridad ciudadana en un país donde los encargados de proteger a la población no tienen asegurados sus derechos básicos.

No se puede hablar de defensa del territorio cuando los encargados de custodiar nuestra soberanía no tienen comida en sus casas.

Cómo es posible que si la canasta básica ronda los 30 mil pesos, la mayoría de los policías y militares dominicanos ganen menos de 10 mil. Se les está obligando a dos cosas: a que vivan en la miseria o que salgan a delinquir.
El salario mínimo de un militar o policía tendría que ser igual a la canasta básica.

En estos momentos un raso debería ganar sobre los 25 mil pesos mensuales. Y no me digan que no hay dinero, que aquí sobran recursos para botellas, amantes, privilegios y salarios de lujo para funcionarios.

De igual forma deben crearse programas habitacionales que les permitan acceder a una vivienda confortable; préstamos para vehículos; un sistema de seguridad social que les garantice atenciones médicas de calidad, y una buena pensión luego del retiro.

Así mismo la jornada laboral debe definirse, y ser beneficiados con el pago de horas extras, así como un incentivo por trabajar días festivos o en horarios nocturnos. Nada del otro mundo, pues ellos ejercen un trabajo y esos son derechos de los trabajadores.

Claro, también debe hacerse un saneamiento de nuestros cuerpos armados, y crear mecanismo de control efectivos para garantizar una conducta intachable. Pero para exigirles, primero hay que darles.

Los policías y militares no votan (otra injusticia), por eso los políticos no suelen mirar en esa dirección. Pero el bienestar del país debe estar por delante del hambre de votos.

Para tener mejor seguridad ciudadana debemos tener mejores policías y militares, y para eso tenemos que pagarles mejor. Es un asunto de simple lógica.

Publicidad