Miércoles, 22 de mayo, 2019 | 12:48 am

Los damnificados se quejan del Gobierno

A varios días del paso del huracán la ayuda no ha llegado a sus comunidades

Damnificados por las lluvias que dejo el huracàn Mattew aun no reciben ayudas. Foto: Elieser Tapia.
Damnificados por las lluvias que dejo el huracàn Mattew aun no reciben ayudas. Foto: Elieser Tapia.


Santo Domingo.-Damnificados en sectores del Gran Santo Domingo que fueron afectados por las lluvias registradas por el paso del huracán Matthew la semana pasada, se quejaron de la poca ayuda recibida por parte de las autoridades.

La queja de los afectados es que a varios días del paso del huracán, la ayuda oficial no había llegado hasta sus comunidades, ni tampoco ningún funcionario gubernamental o municipal, les ha dado apoyo.

Moradores en el sector Invi de la Virgen, en Santo Domingo Norte, dicen sentirse olvidados, ya que no es la primera vez que se ven afectados por la crecida del río Yuca y no reciben ningún tipo de ayuda por parte del Gobierno.

En dicho sector más de 100 viviendas quedaron sepultadas bajo el agua, gran parte de estas permanecieron aisladas por varios días hasta que el nivel del río bajó. Mientras persiste la inundación los niños no pueden asistir a la escuela, debido a que la comunidad no cuenta con un plantel, explicaron los moradores.

“Cuando pasaron las lluvias vino una brigada del Plan Social y solo repartió 50 fundas de comida, tomaron varias fotos y se fueron como si se tratara de una burla. Aquí tenemos que ayudarnos entre nosotros, porque nadie viene”, dijo Carlos de Aza, residente en el sector.

Pidieron al Presidente el acondicionamiento de sus calles, ya que a 12 años de haber sido construido el sector nunca han sido asfaltadas.

Exigen la terminación de la planta de tratamiento de aguas residuales cuya construcción fue empezada por la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd) hace cinco años.

La Vieja Barquita

A la intemperie permanecen varias familias en el callejón La Lata de La Vieja Barquita, las cuales esperan ser trasladadas al nuevo proyecto.

Denuncian que antes del paso de huracán Matthew las autoridades destruyeron sus viviendas debido al peligro que corrían por las inundaciones, prometiéndoles que serían llevados hasta La Nueva Barquita.

Muchos de estos mantienen sus ajuares en casas de familiares y amigos, otros apostados al exterior a la espera de su mudanza.

“Los encargados de las mudanzas se despreocuparon, el Plan Social vino un día trajo comida y no ha vuelto más, aquí se está pasando mucho trabajo”, dijo uno de los afectados que pidió reserva de su nombre.

Más de quince familias permanecen hacinadas en el centro comunitario San José, en La Barquita Norte, luego de que sus casas fueran destruidas por las autoridades antes de las inundaciones.

En un reducido espacio se encuentran desde la semana pasada amontonados 34 adultos y 20 niños junto a sus ajuares, quienes piden ser trasladados.

“La fuerza pública nos tumbó las casas encima, yo tengo 33 años viviendo aquí y cuando el río sube nosotros nos vamos y volvemos cuando baja a limpiar nuestras casas, pero ahora estamos en una situación de incertidumbre”, dijo Cruz García.

Defensa Civil

El director de la Defensa Civil, mayor general ERD Rafael Emilio de Luna Pichirilo, explicó que 37,809 damnificados dejaron las lluvias provocadas por del huracán Matthew, la semana pasada.

Así mismo, De Luna Pichirilo explicó que el número de personas desplazadas por las lluvias ascendió a 1,252 y hasta el momento permanecen en recintos 347, además 3,715 viviendas resultaron afectadas y 54 comunidades quedaron incomunicadas.

Ofrecen ayuda para Haití

A pesar de que algunas comunidades afectadas en el Gran Santo Domingo se encuentran a la espera de asistencia, el presidente Danilo Medina viajó el domingo a Haití para ofrecer la solidaridad del pueblo dominicano ante los daños causados por el huracán Matthew y ofreció ayuda para los damnificados.

Para esto, el Gobierno haitiano se comprometió a remitir un documento sobre las necesidades más urgentes en medio de la situación por la que atraviesa esa nación.

Entre las ayudas que más se necesitan se ha mencionado equipos pesados, madera y zinc, además de otros materiales de construcción.