Lunes, 22 de julio, 2019 | 6:42 am

Las FARC entregarán las armas en marzo

La ONU observa que hay una gran lentitud en el proceso

20_globales_22_2p01


Bogotá.-El próximo 1 de marzo es una fecha marcada en rojo en el calendario colombiano, ese día los cerca de 7,000 guerrilleros de las FARC que ya se encuentran en las zonas de reunión comenzarán a dejar las armas en manos de la ONU, según reveló ayer el Gobierno.

“El tema de la entrega del armamento físico lo iniciamos el 1 de marzo con el 30 %, el 1 de mayo otro 30 % y el 1 de junio el 40 %, y quedan entregadas todas las armas”, dijo en una rueda de prensa el jefe del Comando Estratégico de Transición (COET), general Javier Flórez.

El acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las FARC establece que 180 días después de su ratificación se cerrará la fase de cese el fuego y dejación de armas de las FARC, periodo que comenzó a contar el 1 de diciembre pasado. Según el calendario original, la entrega del primer 30 % de las armas debía concluir en el día D+90, es decir, el 28 de febrero, el otro 30 % el D+120, es decir el 30 de marzo, y el 40 % restante el D+150, es decir, el 30 de mayo.

De este modo, el calendario interno se altera, si bien la entrega de armas concluirá, como está previsto, antes del día D+180, el 1 de junio, cuando finalizan las zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN) en las que ya están reunidos los guerrilleros.

El general Flórez explicó además que la dejación de armas se iniciará con la entrega a la ONU de fusiles, ametralladoras y armas cortas.

Asimismo, reiteró que el proceso de dejación de armas se hará de manera escalonada cumpliendo el plazo previsto de 180 días a pesar de los retrasos en la construcción y adecuación de los campamentos en que están alojados los guerrilleros.

La llegada de guerrilleros a las ZVTN terminó a lo largo de este fin de semana y el presidente Juan Manuel Santos la dio oficialmente por concluida ayer al afirmar que el tránsito a la reintegración ya es “irreversible”.

En este sentido, el general Flórez ratificó que el movimiento de unos 7,000 guerrilleros hacia los 26 lugares en los que dejarán las armas y se prepararán para su regreso a la vida en sociedad es algo “muy importante para el país”.

El Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, que también intervino en la rueda de prensa, resaltó el significado que tiene para el país el hecho de que una guerrilla de 52 años se prepare para dejar las armas.