Lunes, 18 de febrero, 2019 | 9:33 pm

La crisis política de Cataluña toca fondo

El presidente Carles Puigdemont no irá al Senado catalán

A las puertas de la Generalitat se reunieron  ayer  centenares de partidarios de la independencia.
A las puertas de la Generalitat se reunieron ayer centenares de partidarios de la independencia.


Barcelona.-Toda posibilidad de diálogo entre Madrid y Barcelona murió ayer, con el gobierno español empecinado en intervenir Cataluña y la negativa del presidente independentista catalán a pronunciarse en el Senado antes de que autorice la toma de control de esa región.

“No irá ni el jueves (hoy) ni el viernes” a la cámara alta, indicó una portavoz del presidente catalán Carles Puigdemont, explicando que la negativa se debe a que el gobierno español está decidido de todos modos a tomar el control de Cataluña para atajar el desafío secesionista.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, afirmó ayer que la intervención de la autonomía de Cataluña es “la única forma” de parar el desafío secesionista.

Rajoy respondía a un diputado independentista catalán, Joan Tardà, que le había reprochado que haya recurrido a la “represión” antes que al diálogo.

“Me dice que las instituciones catalanas han pedido diálogo y mi respuesta ha sido el 155, y es verdad”, dijo Rajoy, refiriéndose al artículo de la Constitución con el que se dispone a intervenir la autonomía regional.

“Conoce usted muy bien la respuesta, es la única posible, la única”, ante la amenaza del gobierno catalán de impulsar la independencia tras el referendo de autodeterminación ilegal del 1 de octubre, insistió Rajoy.

La aplicación del artículo 155 abrirá un escenario inédito en una región que representa el 19 % del PIB español, y en la que la economía se está resintiendo de la incertidumbre política.

Desde principios de mes, unas 1,500 empresas han decidido sacar de Cataluña su sede social, entre ellas los dos mayores bancos, CaixaBank y Sabadell, según los últimos datos del Colegio de Registradores.

Por otro lado, es de prever que haya resistencia a las directrices del gobierno central en la calle.

A las puertas de la Generalitat se concentraron anoche centenares de partidarios de la independencia, como un preludio de las movilizaciones que pueden producirse hoy y mañana, los días decisivos.

Aplicación de la ley

El presidente Carles Puigdemont había sido invitado al Senado a presentar sus argumentos contra las medidas anunciadas al amparo del artículo 155 de la Constitución española.

Estas incluyen el cese en bloque de su gobierno.