Domingo, 16 de junio, 2019 | 1:50 pm

Iglesia conmemora el lunes el Día de La Altagracia

Marianos. Acontecimientos que han originado expresiones de devoción y piedad. Novena. Se inicia ocho días antes de fiesta de La Altagracia.

Feligreses  en el   santuario  de  La Altagracia en la Zona Colonial.  Jose de León.
Feligreses en el santuario de La Altagracia en la Zona Colonial. Jose de León.


SANTO DOMINGO.-La Iglesia católica celebra con devoción, el próximo lunes 21, el Día de Nuestra Virgen de La Altagracia, madre protectora del pueblo dominicano, y ocasión en la que miles de feligreses visitan la basílica de Higüey en busca de recibir su gracia o favor.

Durante décadas los dominicanos, así como nacionales haitianos creyentes de la virgen, realizan de múltiples formas sacrificios y renuevan su fe con manifestaciones espirituales, como peregrinaciones a pie, en vehículos, procesiones, novenarios y cantar el rosario .

La conmemoración data del siglo XVI y desde entonces el pueblo viene venerando, respetando y amando la vocación de esa madre que intercede en las familias a través de la Virgen María.

“Por ese motivo son miles y miles los peregrinos que se dirigen a la basílica de Higüey, no solo de nuestra cultura, sino de otras también.

A la madre se le visita muchas veces cuando hay situaciones de familia, la Virgen María intercede cuando hay problemas de salud, así como lo hizo en el canal de Galilea, cuando estaba en la boda y le dijo a Jesús que no tenía vino, y este hizo el gran milagro de convertir el agua en vino”, remembró el padre Kennedy Rodríguez, párroco de la iglesia San Antonio de Padua.

“Marianas”

El padre Rodríguez, también director de Comunicación de la arquidiócesis de Santo Domingo, abogó porque la población siga orándole y pidiéndole por el bien de esta sociedad, para que reine un ambiente de armonía, bienestar y comprensión en las familias y la sociedad.

Por ser este un pueblo amante de la Virgen María, se denominan “marianas” las expresiones de las gentes hacia la Altagracia.

Estas van a la basílica en busca de salud, unidad de la familia, empleo, bienestar social y hasta pedir por su prosperidad.

En esa devoción, según el padre Luis Rosario, de la iglesia salesiana de Villa Juana, toda la isla está vinculada a esa tradición, ya que para la época no existía la división territorial.

Orígenes

Rosario cuenta en base a leyendas, que la celebración se remonta a un momento en que unos hermanos españoles, ubicados en la Villa Salvaleón de Higüey, trataron de llevarle un regalo a una de las hijas y esta les pidió que le llevaran una imagen de la Virgen de La Altagracia.

“No la nominó en esa forma, pero sí la describió. En una de esas excursiones, el padre, acongojado por no encontrar el cuadro, en una posada preguntó a un personaje y efectivamente le dieron ese cuadro y se lo llevó la hija.

Después hubo una serie de hechos milagrosos y legendarios en torno a un naranjo donde apareció la imagen”, comentó Rosario.

Fue así como también floreció el árbol del naranjo ligado a esa tradición.

Tradición

— Novena en ZC
Desde hace días, en el santuario de La Altagracia, en la Zona Colonial, vienen celebrando hasta el día 20 la novena, y posterior a esta la santa misa. La generalidad de las iglesias realizan actividades similares en su honor.