Domingo, 18 de agosto, 2019 | 8:13 pm

Falta de diagnóstico pone en riesgo vidas de niños con cardiopatías

Incidencia. Enfermedad es principal causa de muertes en recién nacidos. Experta. Dice detección prenatal evita decesos.

info-interventicular


SANTO DOMINGO.-La falta de diagnóstico temprano para detectar malformación en el corazón durante la gestación incide en las muertes infantiles por cardiopatía congénita, la cual es la tercera causa de decesos en niños y principal en recién nacidos o lactantes de la República Dominicana.

La cardiopatía se presenta de cada ocho a diez niños por cada mil nacidos vivos, por lo que se prevé que nacerán de 900 a mil infantes con esta afección y solo el 3% será critica en recién nacidos y lactantes menores, según la encargada de la Unidad de Cardiología Pediátrica del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), Janet Toribio.

Importancia

Toribio afirmó que es notorio que no se reconoce en el país la importancia de la detección y abordaje a tiempo de esta patología, reflejándose, según insiste, en que los fallecimientos crecieron un 16% del año 2017 a 2018.

Explicó que con frecuencia los síntomas de la enfermedad se confunden con infecciones respiratorias, por lo que planteó que es necesario que los profesionales, las madres y el Gobierno piensen en cardiopatía desde el embarazo.

“Tanto el Estado como los pediatras, cardiólogos, incluso los obstetras, deben inclinarse más en el diagnóstico prenatal, principalmente el intrauterino o el postnatal inmediato, para que ningún niño salga del posparto sin un resultado claro de si tiene o no una cardiopatía”, señaló la cardióloga pediátrica.

La especialista argumentó que un buen examen físico del niño palpando su pulso, evaluando las facciones, midiendo la saturación de oxígeno usando un oxímetro o saturómetro podría salvar vidas. Refirió que con el estetoscopio no se puede detectar un soplo en el corazón del recién nacido.

Operación baja muertes

La galeno advirtió que los niños con cardiopatía deben operarse antes de los dos meses, de lo contrario las probabilidades de supervivencia son bajas o en su defecto quedan con una discapacidad importante que les impedirá ser productivos el resto de sus vidas.

“Si no se intervienen, el 25% de estos niños fallecerán antes de los primeros seis meses, el 60% al llegar al año y solo sobrevive a la adolescencia el 15%”, argumentó.

Factores que inciden

Entre los factores que predisponen esta condición, Toribio detalló q ue está el dar a luz en la adolescencia o en edad muy avanzada, el uso indiscriminado de drogas, hookah, cigarrillo y alcohol.

También, los trastornos metabólicos, como la diabetes, y personas que son insulino-dependientes.

Así mismo, son vulnerables pacientes que convulsionan y que usan medicamento asmático. Otro aspecto que incide son los tratamientos que estimulan la concepción y los embarazos múltiples por in vitro.

Son propensas las madres que sufren enfermedades como el lupus e infiltrativas por estar expuestas a radiaciones y químicos.