Jueves, 27 de junio, 2019 | 2:33 am

Estudiantes ilesos tras intento de una masacre

el-chofer-de-un-autobus


MILÁN, ITALIA.-El chofer de un autobús secuestró ayer a 51 escolares y sus chaperones, los mantuvo cautivos durante 40 minutos mientras manejaba y luego incendió el vehículo tras detenerse frente a un retén policial.

La policía rompió las ventanas traseras y rescató a todos los pasajeros sin que nadie resultara herido de gravedad, antes de que el autobús fuera consumido por las llamas en la provincia de Cremona, a unos 40 kilómetros (25 millas) de Milán.

Al ser detenido, el conductor, que había trabajado para la empresa de autobuses durante 15 años sin problemas, dijo que estaba protestando por las muertes de migrantes en el Mediterráneo, informó el comandante Luca De Marchis. Agregó que el sospechoso, un ciudadano italiano nacido en Senegal, de cuarenta y tantos años, amenazó a los pasajeros mientras manejaba, diciéndoles que “nadie saldrá vivo”.

Varios pasajeros fueron llevados al hospital, por cortes y rasguños ocasionados por la evacuación.