«Es muy difícil lograr la inmunidad de rebaño», dice director del SNS

63
Mario Lama, director del Servicio Nacional de Salud,

SANTO DOMINGO.-Es “muy difícil” lograr la inmunidad de rebaño en medio de la pandemia por COVID -19, afirmó el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Mario Lama.

“Por qué es más difícil, porque traduce en que la persona inoculada con la vacuna adquiere una inmunidad permanente y eso todavía no lo sabemos, no sabemos si va hacer una inmunidad transitoria y tendremos que utilizar una dosis de refuerzo o una dosis de una nueva vacuna”, explicó el funcionario.

Asimismo, señaló que en el caso de que en el país vecino suceda una mutación del virus el país también se verá en riesgo de contagiarse del virus.

Lama aclaró que la inmunidad de rebaño o colectiva se obtiene cuando un 60 % o un 70 % de la población, ya sea de manera natural o a través de la vacunación, genera anticuerpos, agregó que tampoco se sabe el tiempo que confiere la inmunidad natural luego de haber sido adquirida la infección.

“Estos dos puntos ponen en cierta incertidumbre con relación a la inundada colectiva”, detalló Lama durante su participación en la quinta edición del Congreso Internacional de Turismo de Salud y Bienestar.

Señaló que el punto que más genera incertidumbre es la inoculación porque no todas las vacunas evitan de manera absoluta la posibilidad de infección.

“Lo que hace la vacuna es reducir la posibilidad de enfermedad grave o severa y de mortalidad. Por tanto una inmunidad colectiva va a depender de la eficacia de la misma vacuna”, precisó.

Así mismo señaló que otro punto que pone difícil la inmunidad comunitaria es la desproporcionalidad de la aplicación de las vacunas en el mundo. La inmunidad comunitaria podría lograrse si todo el mundo, de manera simultánea y con el mismo tipo de vacuna, logra inmunizar su población.

Lama precisó que otro factor que influye en el proceso de inmunidad comunitaria es que se está vacunado una población adulta joven, mayor y se obvia la población infantil.

Explicó que eso significa que podríamos estar vaciando el 70 o el 80 por ciento de toda la población y esto implicaría que tengamos que tener un 100 por ciento de cobertura en la población adulta o mayor para poder llegar a ese 70 %.

-- publicidad --