Lunes, 20 de mayo, 2019 | 1:32 am

En el país hay más de una tarjeta bancaria por adulto

Vigentes. Sistema tiene 8.6 millones plásticos, cuyas operaciones superan a cheques. Uso. Los clientes la usan más por seguridad y beneficios.

info-tarjetas-vigentes


SANTO DOMINGO.-Cuando Grace Mora recibió su primera tarjeta de crédito, hace 20 años, no se imaginó que ese instrumento se convertiría en su principal medio de pago.

El monto de ese plástico era de apenas 5,000 pesos y la experta en “Marketing”, ahora con 41 años de edad, los utilizaba para hacer compras misceláneas y algunos pagos de comida en restaurantes. En lo demás usaba el efectivo.

Sin embargo, hoy es todo lo contrario: con varias tarjetas en sus manos y un límite aumentado a cerca de 200,000 pesos, la también profesora universitaria casi no lleva “cash”, porque la mayoría de sus consumos de bienes y servicios son cancelados con tarjeta de débito o crédito.

“Prefiero pagar con mis tarjetas porque es más seguro y por los beneficios colaterales que recibo al utilizarlas”, explicó Mora.

Cantidad de tarjetas

Estas son algunas de las razones que han impulsado a que en el país haya más de 8.6 millones de tarjetas bancarias vigentes y activas, exactamente el doble de las 4.3 millones que habían registradas en 2008, según estadísticas del Sistema de Pagos y Liquidación de Valores de República Dominicana (Sipard).

Esto equivale a más de una tarjeta por cada habitante adulto del país, que según el Censo de 2010 tenía 7.7 millones de personas de 15 años en adelante.

De los 8.6 millones de plásticos activos hasta este año, 4.8 millones son de débito, 2.5 millones de crédito, 241 mil prepagas y 1.06 millones gubernamentales.

Medio más utilizados

Lo bueno de las tarjetas bancarias es que casi las aceptan en todos los lados. “Las cosas que no pago directamente en los establecimientos, las cargo a mi tarjeta para que me las debiten automáticamente”, apuntó Mora a EL DÍA.

Y es que las tarjetas bancarias permiten hacer pagos de manera física o no presente, a través de cargos automáticos y al instante, dentro y fuera del país, en moneda local y extrajera.

Por eso estas han superado el uso de otros instrumentos de pago, como los cheques, que en 2018 registraron un volumen de 22.3 millones de operaciones, mientras que en el mismo período, solo en los puntos de venta, las tarjetas de crédito y débito movieron 167.7 millones por un valor de 337,987.9 millones.

Con las tarjetas de crédito y débito, a través de los cajeros automáticos se extrajeron RD$444,795.7 millones, y por medio a las operaciones no presentes, es decir, las que se hacen a través de plataformas digitales o débito automático, consumieron 69,629 millones de pesos, en 2017, que es último dato que publica el Banco Central.

Crece el crédito

El auge del llamado “dinero plástico” ha hecho que la cartera de préstamos por tarjetas de crédito de los bancos múltiples se haya casi cuadruplicado, pasando de RD$15,691.2 millones en 2008 a 53,449 millones en 2018, de acuerdo a la Sipard.

Eso denota que los clientes han optado más por este medio de pago, apuntó la Asociación de Bancos Comerciales. “Es que por pagar en efectivo no dan nada”, puntualizó Grace Mora, residente en Santo Domingo Este.

Beneficios tarjetas

—1— Robo
Las tarjetas bancarias reducen el robo y pérdida del efectivo, ya que el cliente no tiene que cargar con dinero.

—2— Crédito
Abren mayores posibilidades de financiamiento, pues se genera un historial crediticio a raíz del pago de los consumos.

—3— Incentivos
Al utilizar las tarjetas, los clientes acumulan puntos que pueden ser cambiados por dinero en efectivo, compra de boletos aéreos, hoteles, alquiler de vehículos y otros beneficios.