Cuando la violencia es muy sutil y perversa

Cuando la violencia es muy sutil y perversa

Cuando la violencia es muy  sutil y perversa

SANTO DOMINGO.-“Todo ser humano sueña, anhela y desea esa persona súper especial que nos llenará de amor y cuidados. Soñamos con un amor romántico, en efecto todos merecemos una relación en el buen trato.

Cuando se está soltero en muchas ocasiones se entran en páginas para buscar pareja o simplemente las amigas o amigos se vuelven “cupidos”, y “boom” de repente se conoce a ese ser especial”.

Así lo afirma Heidy Camilo Hilario, terapeuta sexual y de pareja, especialista en violencia intrafamiliar, al indicar que toda relación que inicia se desata con una magia especial llamada enamoramiento, una etapa que despierta lo mejor de cada persona, donde éstas en alguna manera se convierten en la mejor versión de ellos mismos.

La experta destaca que todo parece ser maravilloso y en efecto puede serlo cuando la relación inicia con los cimientos del buen trato y con la sanidad emocional de cada una de las partes.

Pero qué pasa cuando la persona que se acerca parece tan perfecta que parece mentira, bueno puede ser que dicha felicidad sea eso… una mentira.

Camilo sostuvo: “Hablaremos sobre los agresores narcisista perversos, dichos agresores y el por qué lo hago en un tono masculino, porque según las estadísticas el 97 % de los casos de abuso intrafamiliar se da en función de la relación de poder machista y patriarcal, lo cual significa que esa relación de poder dice que la mujer debe ser sumisa y servil. En esa interacción de desigualdad de poder sienta las bases para la violencia hacia la mujer”.

Un ritual
En ese sentido, dijo que el agresor puede hacer búsquedas al azar, pero al encontrar alguien con el perfil de víctima que desean, inician un ritual que los lleve a garantizar la permanencia en dicha relación.

Para la víctima esta persona es la respuesta a sus plegarias, pues al inicio todo es simplemente perfecto. “Este hombre utiliza estrategias tales como seducción, la cual consiste en estudiar los gustos, preferencias, miedos y deseos tanto en la parte psicoafectiva, sexual y relacional.

En un principio su conducta se vuelve seductora ante las redes de apoyo de la víctima, esto significa que se hace amigo de sus amigos, de su familia, pero cuando la relación ya está consolidada inicia una escala de desacreditación de las redes de la víctima con el objetivo de alejarla de todo aquel que pueda ver el riesgo en que la misma esta y que pueda apoyarla”, apuntó.

Esta escalada de descrédito consiste en molestarse si la mujer sale o habla con sus amigas, familia o compañeras de estudio o trabajo, además de señalar y apuntar a los errores, estilo de vida, eventos traumáticos que conoce sobre las personas que rodean a la mujer, bajo el discurso “te amo y no quiero que piensen mal de ti por andar con x tipo de persona”, convenciéndola de abandonar su red de apoyo y dejándola en el aislamiento.

El narcisista

— Emplea empatía
El narcisista perverso emplea la empatía utilitaria y esto significa que aparenta tener empatía con la víctima, pero lo cierto es que solo es cuando quiere algo.



Erika Rodríguez

Erika Rodríguez

Noticias Relacionadas