Compras anticipadas inventarios evitaron el desabastecimiento

Compras anticipadas en inventarios evitaron el desabastecimiento

Compras anticipadas en inventarios evitaron el desabastecimiento

En el caso de la industria de alimentos y cosméticos están retrasados los concentrados y las esencias, empaques plásticos y etiquetas de productos.

Santo Domingo.-Aunque diversas empresas locales  crearon un plan de contención  haciendo compras de materias primas o productos terminados importados  con hasta  cuatro y cinco meses anticipados, diversos  importadores  dominicanos están afectados por la crisis de logística internacional.

De  hecho, algunos rubros presentan retrasos para llegar al país, entre los que se encuentran la soya, el trigo, los aceites comestibles, los materiales eléctricos para redes, neumáticos y materias primas para lubricantes de motor.

En el caso de la industria de alimentos y cosméticos están retrasados los concentrados y las esencias, empaques plásticos y etiquetas de productos.

En ese sentido, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias Herrera, Noel Ureña, indicó  que hay retraso en prácticamente todos los productos, pero lo que se espera es que a partir de enero se comiencen a normalizar algunos sectores en los que se ha comenzado a aumentar la producción.

“Con el cambio que hizo Estados Unidos de liberar y trabajar 24 horas en los principales puertos se supone que habrá mayor liberación de contenedores, lo que va a quitar presión en los fletes. Se está trabajando desde hace un tiempo con un plan alternativo, pero cuando se trata de producción mundial es muy difícil de establecer, porque la incidencia que tenemos como país es muy mínima”, refirió Ureña.

Se afectan contratos
Mientras  las industrias locales están incumpliendo contratos con clientes por falta de materia prima, afirmó Ulises Rodríguez Guzmán, director de Proindustria, quien  aseveró que viene advirtiendo sobre la situación con varios meses de anterioridad y ha  indicado la necesidad de que el Gobierno y el empresariado dominicano creen un plan de contingencia para los próximos meses.

Afirmó que esa situación representa una oportunidad para los emprendedores y empresarios  dominicanos de aprovechar diversos nichos de mercado y colocar los productos locales que perdieron competencia en años anteriores.

Puso como ejemplo los productores de muebles, que han ganado terrenos en el mercado internacional.
De su lado, Leonel Castellanos, expresidente de ANEIH, sugirió que el sector agropecuario establezca un plan que permita abastecer y asumir la demanda local y exportar los excedentes.

“Se ha advertido que toda la crisis de logística desencadenará una hambruna mundial, por tanto, hay que prevenir otras crisis futuras”, dijo.

Empresas perjudicadas
De acuerdo con Ronmy Grullón, de Star product, la industria de cosméticos ha tenido que hacer doble inversión en  etiquetas para productos, ya que  tienen pedidos retrasados en China  y se vieron obligados a comprar en el país a un mayor costo.

Asimismo, la industria de bebidas de productos San Miguel, Cola Real, se ha visto obligada a importar materia prima para la elaboración de sus productos a través de aviones, lo que ha implicado mayores gastos operativos asumidos por la empresa para evitar transferir costos a los consumidores, detalló Mario Medina, gerente financiero de Industria San Miguel.

De su lado, Pedro Ureña, gerente general Petroquímicos, refirió que como a todos los importadores, les ha afectado el retraso en materias primas para aceites lubricantes de motores, neumáticos y otros productos del sector automotriz, así como ferretero.

Destacó que no han sentido tanto la crisis en el sector porque han programado los pedidos por anticipado. Además, han cambiado diferentes puntos de suministro para evitar congestionamiento, entre ellos Suramérica, especialmente Brasil.

Proyección
Los precios de los fletes marítimos, que se encarecieron por el impacto de la pandemia sobre el sector portuario, se estabilizaron y se espera que el costo comience a bajar a medida que la mercancía del período navideño se reduzca, proyecta el presidente de la Asociación de Navieros de la República Dominicana, Teddy Heinsen, quien explicó que el costo de un flete desde China al país pasó de US$1,500, previo a la llegada de la pandemia de coronavirus, a US$15,000.

Han llegado (el precio de los fletes) a una estabilidad y posiblemente baje algo a medida que el volumen de Navidad vaya apagándose”, proyectó Heinsen.“En el comercio local, algunos han podido tomar previsión y comprar con anterioridad”, dijo.



Avatar

Dilenni Bonilla

Noticias Relacionadas