Caso Yuniol Ramírez se tambalea en su última etapa tras retiro familiares

Caso Yuniol Ramírez se tambalea en su última etapa tras retiro familiares

Caso Yuniol Ramírez se tambalea en su última etapa tras retiro familiares

Yuniol Ramírez fue encontrado atado a una cadena y dos blocks en un río del municipio SDO.

SANTO DOMINGO.- Los imputados por el asesinato del abogado Yuniol Ramírez podrían beneficiarse de la ausencia de los familiares del malogrado jurista logrando obtener penas atenuadas.

El penalista Felix Portes explicó que la ausencia de los familiares podría ser aprovechada por los abogados de los imputados para decir que los verdaderos perjudicados no tienen interés por lo que su ausencia deber ser considerada como una atenuante.

Su homólogo Juan José Eusebio agregó además que los mismos pierden la oportunidad de presentar una acusación alternativa diferente a la del Ministerio Público que incluya hechos, pruebas y acusaciones que ellos entiendan pertinente.

“También pierden la oportunidad de ser una parte en el proceso que juegue un rol que incline la balanza y su participación en el juicio, donde la parte emocional y sensibilidad del tribunal puede verse tocada por la presencia de las víctimas, asegurando una pena mayor”, dijo Eusebio.

Los familiares de Ramírez se retiraron argumentando que el expediente había sido mal instrumentado por el Ministerio Público y que se negaban a reformular las acusaciones así como incluir en el mismo algunos de los interrogatorios realizados.

Por el hecho ocurrido en octubre de 2017 y que afloró un caso de corrupción en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), están siendo procesados Manuel Rivas quien para entonces era el encargado de la dependencia, el financiero Faustino Rosario Díaz, Eddy Rafael Santana Zorrilla, el coronel Faustino Rosario y Argenis Contreras.

Le recomendamos: Familiares de Yuniol se retiran del proceso penal

“La acusación continúa adelante por tratarse de una acción pública, es decir, el Ministerio Público continuará el caso sin la presencia de los familiares”, dijo Portes.

Eso mismo fue confirmado por los fiscales actuantes en el caso quienes mostraron sorpresa ante la ausencia de los familiares de Ramírez en una de las últimas audiencias.

El cadáver de Yuniol Ramírez emergió de las aguas de la cañada Arroyo Varía en Manoguayabo el jueves 12 de octubre del 2017. Lo encontraron lugareños. Su cuerpo, había sido atado a un block utilizando una cadena de hierro y presentaba un impacto de bala en la cabeza.

Horas antes, su hija, Roselín Ramírez, comunicaba a medios de comunicación que la familia estaba preocupada pues durante al menos 24 horas no habían tenido noticias de su padre, un sanjuanero de 45 años de edad, quien era abogado de profesión además de catedrático en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Yuniol era reconocido entre círculos ligados a su profesión, también era político. Fundó un movimiento denominado Convergencia Nacional de Abogados y compitió por la candidatura de Senador de su provincia natal en la casilla del Partido Revolucionario Moderno.

Roselín, al dar parte a la Policía Nacional, había indicado que su progenitor había sido visto en las inmediaciones del edificio Nueva Universidad, una instalación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo donde impartía algunas materias.

Algunos de sus estudiantes consultados días después dijeron que recibió una llamada telefónica, salió del salón de clases y no regresó.

Las sospechas de tragedia crecieron cuando la Policía determinó que sus celulares permanecían dentro de su vehículo que a su vez fue encontrado en las instalaciones de parqueo de la UASD ubicadas en la proximidad de la Av. José Contreras.

Lo mataron el miércoles. Según informó la Policía y la fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, Ramírez se habría reunido en el parqueo antes señalado con Argenis Contreras González y José Antonio Mercado Blanco, alias “El Grande”.

El fin del encuentro era recibir tres millones de pesos como pago para que desistiera de un recurso interpuesto en el Tribunal Superior Administrativo por un caso de corrupción en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA).

También se dijo que en un encuentro previo entre el fenecido y el empresario Santana Zorrilla, se había efectuado un pago por adelantado de un millón de pesos.

En la sangrienta cita del parqueo, y según lo contado por Argenis Contreras en entrevista concedida vía telefónica luego de ser arrestado en Estados Unidos donde huyó al día siguiente de la muerte, Yuniol fue asesinado en las mismas instalaciones de la UASD, dentro del vehículo de los raptores.

Esta versión se confirma por el seguimiento dado por las autoridades a las cámaras de videovigilancia de la zona universitaria las cuales se aprecia el impacto de bala en la camioneta Ford, azul en la que se trasladaban supuestamente Mercado Blanco y Contreras cargando el cuerpo de Yuniol.

Tras abandonar las instalaciones de la UASD próximo a las 4:30 de la tarde, recorrieron la avenida Independencia, ascendieron por la Avenida Luperón y tomaron luego la autopista Duarte en dirección a la región del Cibao para finalmente conducir por la carretera Hato Nuevo, Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste y abandonar el cadáver en la Cañada Arroyo Varía en las condiciones antes citadas.

La camioneta fue encontrada luego en sector Los Cerezos de Manoguayabo. Fueron detenidos en ese momento el director de la OMSA, Manuel Rivas, presidente del Partido de la Liberación Dominicana en Santo Domingo Oeste; el coronel de la PN Fausto Rosario Díaz; Mercado Blanco mientras que Argenis, abandonó el país escapando de las autoridades.

Fue apresado seis meses después en un taller de desabolladura y pintura de El Bronx. Se le acusa de planificar la muerte de Yuniol además de participar en el hecho. Era al momento del crimen el encargado de compras y contrataciones de la OMSA.



Avatar

Anyelo Mercedes

Noticias Relacionadas