Derrota de Apple por patentes en China alienta a sus rivales

0
34

Nueva York.- La derrota de Apple Inc. en una disputa sobre patentes en China podría significar más problemas legales a futuro, en la medida en que rivales locales, que han surgido rápidamente, se hacen más osados al enfrentar a la mayor empresa de tecnología del mundo.

La Oficina de Propiedad Intelectual de Pekín determinó la semana pasada que algunos dispositivos de Apple violan las patentes de diseño de Shenzhen Baili, un proveedor chino de teléfonos inteligentes poco conocido.

A pesar de que el productor del iPhone apeló para mantener sus artículos más vendidos en el mercado, podría enfrentar una ola creciente de demandas y un riesgo para sus ventas si la sentencia crea un precedente, de acuerdo con Counterpoint Research.

La sentencia es el último dolor de cabeza de Apple en China, en donde ya enfrenta rivales agresivos y una economía en desaceleración, que constituye su segundo mercado fuera de los Estados Unidos.

Las leyes chinas de patentes y propiedad intelectual son oscuras y los tribunales ya han pronunciado sentencias contra la empresa sobre el nombre de productos icónicos tales como el iPhone.

Baili es apenas una de las muchas marcas de teléfonos inteligentes que están tratando de lucrarse del auge de la telefonía móvil en China.

Las demandas legítimas están aumentando en tanto las empresas chinas consolidan su propiedad intelectual a través de investigación y desarrollo, dijo James Yan, director de investigación de Counterpoint en Pekín. Apple vendería entre dos y tres millones de unidades de su iPhone 6 y iPhone 6 Plus, tanto en el segundo como en el tercer trimestre en China, lo que representa un 30 por ciento de sus ventas totales, según estimativos de Counterpoint.

“Los productores chinos han venido desarrollando sus propios protocolos de internet compartidos durante los últimos años y de alguna manera pueden enfrentarse a los gigantes del sector”, agregó Yan. “Apple no está dispuesta a perder públicamente este tipo de casos en China, de modo que su mejor opción es ofrecer una conciliación financiera”.

Xiaomi Corp. y Huawei Technologies Co. son algunas de las empresas que han engrosado sus carteras de patentes a través de negociaciones con empresas extranjeras, adquisiciones o investigación intensiva. Solamente Xiaomi, con sede en Pekín, solicitó más de 3,700 patentes en 2015, y este mes llegó a un acuerdo sobre cerca de 1,500 patentes con Microsoft Corp. En mayo, Huawei presentó una demanda sobre patentes contra Samsung Electronics Co. en los Estados Unidos y China.

Los representantes de Apple en China no respondieron a diversos correos electrónicos que solicitaban sus comentarios y las llamadas telefónicas fueron enviadas a buzones de voz. La semana pasada, Kristin Huguet, una portavoz de Apple, dijo que la empresa había apelado la sentencia y que sus productos estaban a la venta en China.

Derrota punzante

La derrota es sorprendente porque Apple defiende sus patentes tecnológicas enérgicamente, en particular a través de una serie de demandas a lo largo de cuatro continentes contra su archienemiga Samsung. El iPhone sale a relucir como el pionero de la moderna revolución de los teléfonos inteligentes.

-- publicidad --