Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 6:45 am

XIV Congreso Mundial de Mediación y Cultura de Paz



Todos los años se anuncia al mundo, la realización de un Congreso Mundial de Mediación, en donde cientos de personas mediadoras de los 5 continentes del planeta se encuentran y comparten experiencias. En esta ocasión se realizará en Buenos Aires, Argentina.

Conflictos y Mediaciones en esta semana exhorta a toda la ciudadanía y a las personas profesionales interesadas en conocer estos mecanismos, participar en este evento que luce de interés para quienes desean formarse como mediadores, conciliadores, árbitros y autocompositores de conflictos.

Según indica el organizador de este hermoso evento el  DR. JORGE PESQUEIRA LEAL, “en el transcurso del presente siglo, nos hemos encontrado en África, la Unión Europea y el Continente Americano, siempre con el compromiso de aportar nuestros conocimientos y experiencias para abrir espacios a la solución armónica y pacífica de los conflictos”.

Más adelante agrega que los congresos mundiales de mediación, “se han convertido en el sitio donde convergen mentes brillantes que aportan los últimos avances de la metodología más valiosa para que los protagonistas de los conflictos detonen su potencial creativo y solucionen sus desavenencias” con el interés de fomentar y preservar la paz en esos continentes.

En esta ocasión Argentina compartirá el XIV CONGRESO MUNDIAL DE MEDIACIÓN Y CULTURA DE PAZ, en donde se darán citas ciudadanos del mundo promotores de la paz y la convencía en los espacios familiares, vecindad, trabajo, deportes, religión y otros.

El equipo organizador de este magno evento con la esperanza en los Métodos Alternos de Resolución de Conflictos (MARCS o Disputas (RAD), indican que “el siglo XXI abriera espacio a sociedades fraternales, solidarias y cooperativas, en donde la coexistencia pacífica, la justicia social y el bien común, fueran el signo distintivo de nuestros tiempos, se ha diluido día con día, por lo que es necesario el fortalecimiento de espacios destinados a promover la cultura del ser, entre los que se encuentran nuevas estrategias de diálogo, mediación y conciliación, tanto intrapersonal como interpersonal y grupal”.

Destacan que “Una persona es violenta o es pacífica dependiendo de cómo se relaciona consigo misma. La familia, la escuela o la comunidad, son violentas o pacíficas dependiendo, también, de cómo se relacionan sus protagonistas, y lo mismo ocurre con la sociedad en general”.

De estas reflexiones se desprenden compromisos tanto de los Estados, los organismos internacionales, gobiernos locales y sociedad civil, para que juntos asuman compromisos tendentes a fomentar otros mecanismos de solución de conflictos.

Plantea los organizadores que, desde esa perspectiva, resulta “urgente cambiar la manera de relacionarnos, para lo cual, la mediación, en principio, pero también los diálogos, la conciliación y las prácticas restaurativas, son mecanismos idóneos para desactivar la construcción social de personalidades propensas a solucionar los conflictos a través de la fuerza”. La fuerza como mecanismo a nuestro entender, genera consecuencias negativas para las personas y las sociedades.

Reflexionan en bases a ese contexto, “urge redoblar esfuerzos a través de los congresos mundiales de mediación, para aportar a la sociedad” en todos los continentes  “alternativas viables para que, en primer término, se reduzca la violencia en la familia, en la escuela y en la comunidad, pero también se desactiven conflictos en todos los ámbitos, incluyendo aquellos que dañan la vida y la evolución de naciones y que colocan en riesgo la seguridad mundial”.

Este XIV CONGRESO MUNDIAL DE MEDIACIÓN Y CULTURA DE PAZ se ha planteado como objetivo general  “Contribuir a generar espacios de reflexión, impulsar iniciativas en el ámbito privado y público y promover Políticas Públicas que permitan la prevención, gestión y transformación de situaciones y espacios de conflicto en Argentina, América Latina y el resto del mundo, favoreciendo la construcción de sociedades más dialogantes, tolerantes, inclusivas y equitativas”.

Los objetivos específicos

Pero asimismo, ha asumido unos objetivos específicos muy claros y precisos para hacer realidad los métodos alternativos de resolución de conflictos, pero además, los mecanismos de mediación, arbitraje, conciliación, justicia restaurativa u otros métodos viables.

Estos objetivos específicos narrados más abajo se plantean según los organizadores “Promover el intercambio de experiencias en mediación, conciliación, prácticas restaurativas y transformación de conflictos, que sirvan de insumo para el mejoramiento de las distintas prácticas de abordaje de conflictos”. Dentro de los cuales estos destacan los siguientes:

 

“1.Ampliar los ámbitos de aplicación de la mediación, la conciliación y prácticas restaurativas en base a las experiencias adquiridas en distintos países del mundo.

 

  1. Identificar buenas prácticas de prevención de la violencia, diálogo social y transformación de conflictos en nuestro planeta.

 

  1. Analizar los logros alcanzados por las iniciativas estatales de fortalecimiento de los mecanismos alternativos de solución de controversias o de justicia autocompositiva.

 

  1. Generar lineamientos de Política Pública que permitan una gestión más integral y sostenida de conflictos por parte de los Estados.

Publicidad