‘Presiones al Procurador buscan que se caiga caso Odebrecht’

Ezequiel Molina con pocas esperanzas de sanciones

El pastor Ezequiel Molina Rosario ha sido llamado a consulta por diferentes gobiernos para que les ayude en situaciones puntuales que afectan al país.
El pastor Ezequiel Molina Rosario ha sido llamado a consulta por diferentes gobiernos para que les ayude en situaciones puntuales que afectan al país.


Santo Domingo.-El pastor Ezequiel Molina Rosario, a sus 73 años, lamenta haber visto como se descompone la sociedad, porque lo que se está sembrando en la juventud es llegar a ser millonario rápido para poder estar por encima del bien y del mal, ya que, “después de tener dinero y estar arriba, nadie puede contigo”.

Dijo que ante este panorama los tres o cuatro partidos políticos del país que han estado en el poder están descalificados, porque actúan dando continuidad a las cosas que hicieron sus antecesores y de acuerdo a sus intereses y no del bien común.

“Cuando estoy abajo yo fustigo al que está arriba; cuando al que está arriba le toca estar abajo vuelve a lo mismo, porque todo es de acuerdo a los intereses”, lamentó el pastor.

Amigo de políticos

Aunque en sus sermones siempre critica los males de la sociedad sin importar quién sea el presidente de turno, el pastor Ezequiel Molina Rosario es uno de los religiosos que ha mantenido una estrecha relación con los políticos de poder.

Advierte sin embargo, que, salvo excepciones, los políticos solo se acercan a él cuando le necesitan, pero cuando “quiere localizarlos a ellos no aparecen”.

“Todos los políticos me conocen, pero no es que yo los veo a ellos; si ellos tienen una situación que creen que yo puedo aportar algo, entonces me buscan y van a mi oficina.

Una vez se reunieron como ocho, querían convencerme de que aceptara una candidatura que a ellos les interesaba, pero me negué”, dijo el pastor.

Considera que no es prudente que un pastor deje el altar para “agarrar una tarima”, aunque cristianos que sean profesionales sí pueden aceptar cargos políticos, ya que son gente de bien y aportarían muchísimo a la sociedad.

“Yo no me meto, pero oro por los que están adentro y cada vez que puedo meter la cuchara a favor de una causa noble lo hago, independientemente del costo; ahora un creyente en un cargo público pudiera hacer un trabajo formidable”, afirma.

Asegura que hay políticos serios, aunque no son la mayoría, que pueden trazar pautas desde una posición del gobierno, cambiando para mejor el sentido de la sociedad.

Caso Odebrecht

Molina Rosario afirmó que no tiene esperanza de que haya una solución sobre el pago de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en el país, porque “todos están involucrados”.

“No tengo esperanza de que vaya a pasar nada; dos o tres remeneoncitos, pero no creo que va a pasar mucha cosa porque no hay quien lo haga; o sea, como están todos sucios, qué va a pasar, o nos ensuciamos todos o nos limpiamos todos, entonces no va a pasar nada”, dijo el religioso.

Al participar como invitado especial de los Coloquios de EL DÍA, Molina consideró que las pocas personas que tengan intención de condenar a los implicados en el caso de soborno más grande del país no tienen fuerzas para hacerlo, porque el poder y el dinero están muy bien repartidos y se han beneficiado desde “jueces, fiscales, políticos, comerciantes, industriales, dueños de empresas, imprentas, papelerías, constructoras, ingenieros, de todo; es que todo el mundo está sucio”.

Reflexionó que detrás de la presión al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, para que actúe rápido, hay una intensión de sectores del poder de que se caiga el expediente por mal instrumentado, para que los acusados queden libres.

El predicador evangélico recordó que la impunidad no es nueva en el país, porque lo que hoy se llama soborno antes era comisión, aunque “ahora llegó a una escala muy alta y reventó, porque todo tienen su límite”.

Señaló que la corrupción no se puede eliminar por completo, pero puede bajar mucho con educación y la enseñanza de un concepto claro de lo que es correcto o no en la vida.

Publicidad
Publicidad

Publicidad


Continuar