La Casa de la Mediación (y II)



Descripción y responsabilidades. La Casa de Mediación como espacio de convivencia humana y socializadora, impulsa acciones que coadyuven por el bienestar de la comunidad y la cultura de paz.

Promueve desde su origen, espacios democráticos y participativos desde las propias organizaciones y sus integrantes con el objetivo de fortalecer la alianza entre resolución de conflictos y convivencia de pacifica.

Promover la paz es una responsabilidad de la ciudadanía y sus principales actores: empresarios, políticos, profesionales, académicos y líderes de la sociedad civil.

Descripción de responsabilidades

Funciones

Asamblea asesora, como su nombre lo indica la Casa de Mediación está constituida por personalidades y organizaciones de la sociedad civil que realizan una labor social en la comunidad en donde existe una de ella.

Todas las llamadas “fuerzas vivas” del sector son parte importante para un buen desenvolvimiento y desempeño de una Casa baja la modalidad de los servicios que presta; mediación de conflictos y asesoría en general.

Como tal, es una Casa de Mediación viva que proviene desde la misma comunidad para la comunidad, en donde todos sus actores están de hecho infiltrados, no importa que exista un colador, la ciudadanía organizada y no organizada es parte de la misma, ya que es una Casa que acoge a toda persona sin distinción religiosa, política, económica, raza, nacionalidad, etc.

Las organizaciones de la sociedad civil que componen esta casa son: Iglesias (Católica, Adventista, Pentecostal, Asamblea de Dios, Mormones, Testigos de Jehová y, otras denominaciones).

Además, las Juntas de Vecinos, Comités de Desarrollo Comunitario, uniones de organizaciones civiles, Ongs, Clubes, dispensarios médicos, asociaciones de padres, madres y tutores de escuelas y colegios, comerciantes, etc.

Su función básica es vigilar que las acciones técnicas y administrativas de la Casa de Mediación estén regidas por las características de la resolución alterna de conflictos y la mediación.

Es decir, que cumple con las características de: confidencialidad, voluntariedad, rápida, económica, flexible, etc.

Al mismo tiempo, es la que responsabiliza al personal directivo de la Casa de Mediación, de las acciones y propuestas por la asamblea y a la vez, vigila que los objetivos generales y específicos sean cumplidos como metas tangibles.

El comité directivo

Es el responsable de cumplir y hacer cumplir todas programas, proyectos y planes de la asamblea general. A través de las elabora su plan de sostenibilidad a corto, medio y largo plazo.

Igualmente, es el responsable de trazar pautas al personal administrativo a través de la dirección, quien ejerce la función en esa área de máxima autoridad.

La dirección es quien supervisa al equipo técnico y administrativa y vela que estos cumplan con sus obligaciones y deberes.

Para esos fines, el equipo directivo elabora líneas generales de responsabilidad de cada actor de la casa, es decir, de las personas mediadoras, conciliadoras y administrativa.

Es responsabilidad de equipo directivo y la dirección firmar acuerdos interinstitucionales con entidades de educación superior, organizaciones de la sociedad civil y gubernamentales para fortalecer y propiciar la mediación como mecanismo de resolución pacífica de conflictos.

Personal que componen Casa de Mediación

  • Dirección
  • Coalición con la Comunidad (contacto comunitario)
  • Administrativo:
  • Asistente administrativo y secretarial
  • Conserje
  • Mensajero

Técnico

ü Profesional de derecho

ü Profesional de la psicología

ü Personal mediador

ü Trabajador social

Estos profesionales pueden asociarse y hacerse acompañar de estudiantes de termino de las universidades e institutos superiores para facilitarles a las personas usuarias servicios eficientes y eficaces.

Recursos de la Casa de Mediación

La Casa de Mediación puede ser cubierto sus gastos por el Estado, el empresariado y las personas usuarias. Es decir, cubrir los gastos de energía eléctrica, local, personal, comunicación u otros gastos operativos. Los mismos ser cubiertos a través de los servicios prestados y colaboración.

Esa Casa de Mediación es su casa y como su nombre lo indica, es para darle sus servicios con la calidad y prontitud, y debe sostenerse económicamente. Esos gastos suele ser cómodos, si la ciudadanía se empodera de su Casa de Mediación. Como así? dice una persona lectora; si las personas profesionales que ofrecen ese servicio, lo realizan de manera voluntaria, sus costos bajan.

Si el local es cedido por la ciudadanía, el costo es mínimo, si la energía es cedida por la empresa distribuidora, mucho más barato y si el personal es voluntario; bajan los costos y por supuestos, los servicios algunos de ellos podrían ser gratis; pero si la ciudadanía logra que alguien cubra los gastos de energía eléctrica, teléfono y material gastable. Le saldrá gratuito a la ciudadanía en general.

Nota: Cuando tenga la oportunidad (en retiro) de ser voluntario volveré a mi antiguo oficio, mediar voluntariamente y con la misma calidad y eficiencia como lo estoy haciendo hoy.

Publicidad

Publicidad