Julio Llort: “El verdadero arte no vende”

Deploró que las grandes empresas otorgan patrocinios a bachateros y cantantes urbanos y no apoyan las artes tradicionales

13/03/2017 ELDIA_LUNES_130317_ Nacionales19


Santo Domingo.-El artista plástico y restaurador Julio Llort afirmó que en el país las academias de formación, aparte de Bellas Artes, hacen lo que pueden para levantar una nueva clase artística, pues entiende que la ayuda y el empuje que necesitan los jóvenes para descollarse en esta disciplina es muy débil.

Al ser entrevistado en los Coloquios de EL DÍA, Llort deploró que las grandes empresas otorgan patrocinios a bachateros y cantantes urbanos, afirmando que el verdadero arte no vende, lo que le da mucha pena, ya que la pintura es el reflejo de las naciones y trasciende las fronteras.

“El Estado dominicano es muy lento en dar o aportar recursos para esta clase artística, y desgraciadamente sin dinero no se puede hacer nada, por lo menos que se entregue un poquito de apoyo e incentivo, pero que este sea real y significativo”, manifestó.

Llort, considerado como el artista portador de la tradición clásica, dijo que las academias de formación no pueden hacer más de lo que hacen, pues necesitan el empuje y apoyo tanto del Gobierno, como de otras instituciones para que el relevo generacional se siga desarrollando en un mercado cada vez más competitivo y difícil.

Falta de incentivo

Destacó que, tal vez, debido al sistema político y económico actual es imposible tener ciertas designaciones, pero espera que todo siga adelante.

Manifestó que el empuje más grande que hubo en las artes fue cuando vinieron los maestros José Vela Zanetti, Manolo Pascual y Jorge Hausdorf, entre otros, con motivo de la guerra civil, pues ellos dejaron su impronta y enriquecieron la plástica nacional al transitar la ruta hacia la superación de artistas que aprendieron de su legado y ahora son una gran escuela.

En este sentido, entiende que ahora mismo la colaboración es muy pobre, expresando que “si viniera alguien chino, japonés, americano ruso, o de cualquier nacionalidad, que trajera una nueva visión, sería de mucha ayuda para apoyar a la nueva generación”.

El artista, amante de la naturaleza y sus paisajes, entiende que la academia es indispensable para poder hacerse un artista, dice también hay que tener visión para impulsar esta disciplina.

Para que este panorama cambie, propone que el fuego venga de abajo, y el fuego de abajo son las escuelas buenas, dirigidas con criterio, no de forma moderna, donde la base sea la educación de las artes tradicionales.

Un mal que se expande

Julio Llort, quien tiene casi medio siglo viviendo en el país y conoce gran parte de las provincias y aéreas verdes, al hacer la comparación desde su llegada, dice que en 50 años esta ha sufrido un gran cambio.

Expresó que los ambientes y las áreas verdes, que han sido inspiración de tantos artistas se han deteriorado mucho, resaltando que ha habido una explosión demográfica debido a la migración de personas del campo a la ciudad, a través de la frontera, en sitios donde tan solo se veía pastos y huertas, mientras que ahora se ve mucho caserío rompiendo con la estética de los paisajes.

Llort, inventor de ámbitos imaginarios e intérprete fiel de la naturaleza perenne, recuerda que en la década de los 70 un amigo que vivía en una torre en la avenida Bolívar lo invitó a compartir un rato y al subir al sexto piso le enseñó el panorama.

Comenta que parecía un bosque y el verdor de esos años era maravilloso, contrario a esto refiere que ahora lo único que se ve son techos y grandes construcciones.

Aprecia las áreas protegidas de la isla, dice que hay zonas bellísimas, pero reconoce la gran depredación de la Cordillera Central y de terrenos de costa que han sufrido grandes cambios, resaltando que las industrias crean la contaminación y que esta destruye la naturaleza.

Sus obras se exponen en Bellas Artes

El artista tiene en exhibición la exposición “El otro Julio Llort: pinturas y dibujos”, en la Galería Nacional de Bellas Artes, la cual estará abierta al público hasta el 16 de abril.

Los asistentes podrán apreciar sus obras que muestran paisajes, retratos, bodegones y otros géneros que suman temas, así como cielos y mares, homenaje a la belleza, enfoques de la naturaleza y su verdor.

El horario de visita son los martes, miércoles y viernes de 10:00 de la mañana a 5:00 de la tarde. Jueves de 10:00 a. m., a 9:00 p. m. y los sábados y domingos de 12:00 m. a 6.00 p. m.

Esta se considera una de las más extensas e importantes en la carrera del artista de origen catalán, pintor, dibujante, conocido como restaurador experto.

En esta muestra se motivó a incluir obras adscritas a tendencias modernas y contemporáneas, en una dimensión que dialoga junto a la figuración realista y neo impresionista.

Publicidad
Publicidad