Excursionistas deben ir a chequeo de salud

En el país alrededor del 10 por ciento tienen condición diabetes

Antes de incursionar en alguna aventura, las personas deben someterse a un chequeo de salud.





Santo Domingo.-Ante cualquier cambio de estilo de vida, como es viajar al pico Duarte o practicar deportes extremos, como los excursionistas, especialmente sí tienen una condición especial de salud, hay que someterse a un chequeo médico para garantizar el disfrute de esas actividades y no tener un triste final.

Los organizadores de paseos no son responsables, como tampoco los ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Turismo de la situación corporal que experimente alguien que se aventure a conocer los lugares que implican mayores o extraordinarios esfuerzos físicos.

El fallecimiento de la dirigente de los Scouts Dominicanos Somairy Mejía Núñez, de 22 años, al sufrir una crisis de diabetes mientras regresaba del pico Duarte el martes, pone en contexto importantes elementos a tomar en cuenta sí se tiene esa u otra condición a la hora de ir a esos lugares. Igual conocimiento deben conocer los acompañantes de las personas en cuestión.

Manejo de la diabetes

Ammar Ibrahim, director del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición, afirma que la diabetes bien manejada es una condición de vida, no una enfermedad, y las personas que las poseen pueden hacer de todo, con la debida precaución.

“Puede ir al pico Duarte, hacer cualquier actividad física, siempre con una precaución especial, dependiendo del viaje.

Recomendaciones

Sostiene que esa persona lo primero que debe saber es a dónde va; tener los alimentos adecuados para el tiempo que va a viajar; los medicamentos correctos y utilizarlos en el tiempo indicado, como además informarles a sus acompañantes su condición.

Enseñarles qué deben hacer sí se le presenta un caso de hiperglicemia o hipoglicemia.

“Lo primero que debe saber el compañero es sí es diabético, reconocer temprano los signos de hipoglicemia o un bajón de azúcar.

Por ejemplo: las personas tiemblan, pierden la fuerza, sudoración y hasta pueden perder el conocimiento”, explicó Ibrahim.

Igual, el paciente sabe cuando la azúcar baja y debe tener algún producto dulce para tomar.

Recordó también que esa persona fue medicada en condiciones normales, pero al hacer más ejercicio exagerado consume más azúcar, por tanto debe visitar al médico de su aventura para que le ofrezca orientaciones o indique lo que sea más factible. Ibrahim asegura que la edad es determinante, pues los jóvenes pueden tolerar más ejercicios, tener menos complicaciones cardiovasculares, pero cada caso es particular.

“Esos no son problemas de quienes organizan excursiones, sino de los viajeros, las personas tienen que educarse en relación a su salud”, señaló.

Isabel Bonnelly, encargada de Ecoturismo del Ministerio de Medio Ambiente, explicó que las orientaciones de la entidad escapan de las prescripciones médicas.

Publicidad
Publicidad