Martes, 20 de noviembre, 2018 | 8:38 am

El BID propone nuevo acuerdo regional entre América Latina y Caribe

Estimación. Región podría aumentar comercio en US$11,300 millones si combina sus 33 convenios comerciales. Clave. Brasil, Argentina y México son actores críticos para integración.

Tratado produciría  aumento de 9 % del comercio intrarregional de bienes intermedios.
Tratado produciría aumento de 9 % del comercio intrarregional de bienes intermedios.


SANTO DOMINGO.-Los países de América Latina y el Caribe pueden incrementar en un 3.5 %, o en 11,300 millones de dólares, su comercio si combinaran los 33 acuerdos comerciales independientes en un solo bloque de libre comercio regional.

Así lo sugiere el estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que propone una hoja de ruta para maximizar los beneficios que la región recibe a través de los acuerdos comerciales preferenciales (ACP), que tiene anclados en sus dos principales bloques: la Alianza del Pacífico y el Mercosur.

El estudio “Unir los puntos: una hoja de ruta para una mejor integración de América Latina y el Caribe”, precisa que a través de esos acuerdos la región ha logrado incrementar el comercio intrarregional en un 64 por ciento en promedio, desde sus inicios.

Pero critica que esos beneficios no estuvieron a la altura de lo que un mercado regional de US$5 billones podría ofrecer, y tampoco lograron que la región fuera más competitiva en el plano internacional.

Un nuevo TLC-ALC

Por eso el BID propone crear un Tratado de Libre Comercio panregional de América Latina y el Caribe (TLC-ALC), por medio de un camino de convergencia de los ACP existentes.

“La convergencia es la forma de fortalecer la relevancia económica de los acuerdos comerciales preferenciales de nuestra región”, dijo Antoni Estevadeordal, gerente del Sector de Integración y Comercio del BID.

Apunta que lo único que se necesita es una masa crítica de países con la suficiente fuerza gravitatoria, como Argentina, Brasil y México.

También amerita unir a los bloques subregionales más importantes de la región: la Alianza del Pacífico (AP) y el Mercosur, cuyos mercados sumados totalizan US$4,3 billones, que equivalen al 81 % del PIB de ALC.

Si esto se logra, indica, el incremento de las exportaciones oscilaría desde un 1 por ciento, en el caso de la minería de los países andinos, hasta un 8 por ciento en las manufacturas mexicanas y un 21 por ciento en la agricultura de Centroamérica.
Las ventajas

—1— Protección
El TLC-AALC podría atenuar hasta un 40 % efectos negativos de las fricciones del comercio mundial a la región.
—2— Avance
El 90 % del comercio intrarregional está libre de aranceles, lo cual es una plataforma para construir TLC.
—3— Integración
Los gobiernos podrían hacerlo paso a paso.