Jueves, 13 de diciembre, 2018 | 3:19 am

Caso Odebrecht: las muertes de Jorge Enrique Pizano, el testigo principal del proceso, y de su hijo envenenado sacuden Colombia

ode


El caso Odebrecht en Colombia dio un giro inesperado en los últimos días.

A la muerte repentina del testigo clave del proceso, Jorge Enrique Pizano, el pasado jueves, se sumó el fallecimiento por envenenamiento con cianuro de su hijo Alejandro.

Esta última información fue confirmada por el Instituto de Medicina Legal y la Fiscalía de Colombia este martes en la tarde.

“Según los resultados de la necropsia, la causa del deceso fue envenenamiento por ingesta de cianuro”, señala el informe publicado por la Fiscalía.

El reporte añade que “las pruebas recaudadas en la residencia de sus padres indican que la víctima (el domingo pasado) habría encontrado el cianuro en una botella de agua saborizada que se hallaba en el escritorio de su padre (Jorge Enrique Pizano), de la cual ingirió un sorbo”.

Alejandro Pizano llegó hasta Colombia desde Barcelona, España, para participar del entierro de su padre.

Jorge Enrique Pizano
El escándalo de Odebrecht llegó a ser bautizado como la “mayor red de sobornos extranjeros de la historia” y salpicó a presidentes, expresidentes y diferentes autoridades a lo largo de América Latina.

En Colombia, Jorge Enrique Pizano fue quien realizó las denuncias más importantes de irregularidades en contratos y presuntos sobornos dentro de un proyecto de construcción de carreteras (Ruta del Sol II) en el que participaron consorcios colombianos y la empresa Odebrecht entre 2010 y 2014.

Pizano era uno de los auditores de aquel proyecto y desde 2015 hizo públicos los, según él, graves descubrimientos en uno de los escándalos de corrupción más sonados en los últimos años en Colombia.

Antes de morir, algunas fuentes señalaron que el exauditor intentaba que la justicia estadounidense lo convirtiera en testigo protegido a cambio de la evidencia que poseía.

Dos días después de su muerte, el canal de televisión colombiano “Noticias Uno” hizo públicos unos audios de 2015 en los que, aseguró el medio, se escucha hablar a Pizano con el actual fiscal general de Colombia, Nelson Humberto Martínez, dándole cuenta de las irregularidades.
La vicefiscal general de Colombia confirmó el envenenamiento del hijo del testigo clave.
En esa época, Martínez era asesor legal de uno de los consorcios involucrados en el proyecto vial.

Martínez negó que conociera cualquier irregularidad.

“Con el fin de cumplir el encargo cabalmente, le pregunté al doctor Pizano si podía asumirse que se trataba de ‘coimas’, a lo cual me contestó ‘Hombre…pues no tengo certeza'”, expresó el fiscal en un comunicado.

“Sólo con la investigación de la Fiscalía en el año 2017 se pudo establecer con certeza que los ‘hallazgos’ de Pizano estaban relacionados con ‘coimas'”, agregó.

“Noticias Uno” emitió los audios señalando que fueron entregados por Pizano bajo el pedido de hacerlos públicos solo en caso de morir.

El envenenamiento
La noticia del envenenamiento del hijo de Pizano ocasionó que las autoridades dispusieran realizar una nueva indagación sobre las causas de la muerte de su progenitor.

El informe original estableció que el testigo clave había fallecido por un infarto fulminante. Poco después el cadáver fue cremado.

“En la necropsia se tomaron muestras de diferentes tejidos (de Pizano padre). La investigación que en este momento abocó la Fiscalía seguramente dispondrá el análisis de estas muestras”, indicó en conferencia de prensa Carlos Valdez, director del Instituto de Medicina Legal.

La Fiscalía también intenta establecer qué hacía una botella de agua con cianuro en el escritorio de Jorge Enrique Pizano en su finca en Subachoque, en las afueras de Bogotá.

Jorge Enrique y Alejandro Pizano serán enterrados este miércoles.