¿Y ya se acabó ahí?



Que novelita tan corta: el helicóptero está suspendido de volar. ¡Bien!, 30 días al coronel por flojo. ¡Bien! Licencia del piloto suspendida temporalmente, ¡Bien! Pero, y aquí está el bendito pero, ¿y ya se acabó ahí, nada para El Príncipe, ni siquiera media hora en el IDAC?…

¡Cuidado si me contestan, que ustedes saben que es bien tonta!… Me cuenta Liquito que Juanchy Sánchez puso su bandera a media asta y no se cansa de repetir que “mataron a un general”, desde que el príncipe Karim lo “mareó”… Su pana full Julio Pichardo no se le despega de al lado “¡por si acaso!” y le vive pasando el pañuelo para que se seque los ojos…

A los que llegaron anoche y no saben la historia les cuento que “el hijo de papá” que no sale de un lío, le dijo que le permitiera aterrizar su helicóptero en el estadio Cibao, porque lo iba a llevar “cargado con figuras del Festival Presidente”, pero lo único verde que llevó fue su cabello… Ah, también llevó a “Fifí”, su perrito, y exhibió sus “canillitas” que parecen un número 11…

¡¿Usted ha visto cosa igual?!… Todo el que ve a Juanchy le dice “¡Juventud, te mataron!”, pero ojalá que no se tope con Franklin Mirabal, porque de seguro le va a vocear que “te engañaron como a un niño ¡chiquitiiiico!”… ¿Ustedes creen que en otro país pasa eso?…

¡Ey ey ey, que cuidado si me contestan!…

Parece que Sergio Alcántara tiene un virus contagioso: el año pasado, desde que debutó con Licey, “enfermó” a Adalberto Mondesí y este año desde que se presentó, Mondesí se “enfermó” otra vez… Los celos y el orgullo, ¡ya ya ya, déjalo ahí Chispero!… Por más esfuerzo que se hace, nadie se puede comunicar con el dirigente del Licey… ¡Pssss, aquí entre nosotros, es que en el sótano no hay señal!…

Publicidad

Publicidad