…Y se entendieron

luis-19


Olvídese del sonar de campanas, que solo buscan distraer y justificarse. La oposición y el Gobierno se entendieron de lo más bien en el Consejo Nacional de la Magistratura.

Eso explica lo rápido de la elección de los cuatro nuevos miembros de la Suprema Corte de Justicia, los cinco titulares del Tribunal Superior Electoral y los cinco suplentes.

Incluso, en la elección de los jueces de carrera para la Suprema Corte fue notorio que el Gobierno (al que se sumaba Lucía Medina) y la oposición se entendían con un simple: “¿pitaste?”, aunque guardaban las formas.

En la elección de los jueces del Tribunal Superior Electoral también se entendieron rápido, fue designado un cuñado de un vicepresidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que presidió la Junta Electoral del Distrito Nacional y proveniente de la pujante sociedad civil y una de las preferidas del reformismo para estas lides.

El consejero José Paliza y el aguerrido Guido Gómez Mazara no se aguantaron y proclamaron “victoria”, porque no repitió ninguno de los actuales miembros del Tribunal Superior Electoral.

La cabeza del tribunal quedó en la academia católica, aunque cambió de casa. Pasó de la Madre y Maestra (PUCMM) a la de Santo Domingo (UCSD).

Publicidad
Publicidad