Miércoles, 20 de junio, 2018 | 10:10 am

Víctimas



Es el papel que desempeñamos cuando nos envolvemos en nuestro drama personal.

Las víctimas se alimentan de quejas, lamentos y su pasatiempo favorito es la inacción. Ser víctima consume tanta energía, pero a la vez implica tomar energía de otros en un círculo poco sano y que no conduce a ninguna parte.

Envolverse en el rol de “víctima” nos hace perder el poder de elegir ser una mejor versión de nosotros mismos. Donde la culpa ocupa rol protagónico en esa novela, ya que para la víctima, el entorno, los padres, las circunstancias son los responsables de su situación y no le permiten salir de ella.

Despojarse de ser víctimas implica hacernos conscientes, dar un salto de fe en nosotros mismos y trascender las limitaciones que nuestra mente fabrica y recrea una y otra vez. Algunas veces podremos salir solos y otras veces necesitaremos ayuda, lo importante será reconocerlo y dar el paso adelante.

[email protected]

Lily Montaño

Publicidad