Venta de GLP en estaciones de gasolinas implica cumplir las normas

El experto colombiano en seguridad Fernando Escalante advierte que hay que garantizar que sistemas en vehículos sean los adecuados.

El especialista en seguridad de incendios asegura que el país debe explorar la conveniencia que representa la concentración de la venta de los diferentes combustibles.
El especialista en seguridad de incendios asegura que el país debe explorar la conveniencia que representa la concentración de la venta de los diferentes combustibles.





Santo Domingo.-Unificar la venta de gas licuado de petróleo (GLP) y combustibles líquidos, como gasolina y gasoil, aumentaría los niveles de seguridad en las estaciones de servicios, pues conllevaría una aplicación más rigurosa de las normas de seguridad.

Así lo explica el ingeniero de protección contra incendios Fernando Escalante, indicando que fusionar estos servicios sería factible y a su vez una oportunidad para mejorar la seguridad en los establecimientos.

En las últimas semanas, el debate sobre la factibilidad de vender GLP y gasolina en una misma estación de servicios ha provocado opiniones a favor y en contra entre empresarios del sector combustibles.

En tan sentido, Escalante manifestó que desde el punto de vista técnico esta alternativa no representa mayores riesgos y que, por el contrario, países como Puerto Rico, Estados Unidos, Perú, Costa Rica, Brasil, Venezuela, México y Chile, además de Europa, han implementado esta modalidad.

“La norma de protección contra incendios a nivel mundial permite e incluye entre sus reglas específicas, cómo se deben instalar los diferentes componentes en estaciones de servicios para surtir GLP y combustibles líquidos”, manifestó.

El experto advirtió que los riesgos en el manejo de combustibles en las estaciones no se pueden eliminar por completo, pero se podrían minimizar, dado los factores de instalación de equipos que serían aprobados siguiendo las normas de seguridad.

Uso incorrecto

El experto, con más de 20 años de experiencia, aseguró que el sistema actual de envasado es inseguro, debido a que los equipos utilizados para surtir vehículos en las estaciones de GLP no son los correctos, ya que las válvulas con que se cuenta son para el llenado de cilindros de domicilios.

“No se están cumpliendo con las normas. Las mangueras e inyectores aprobados para surtir los vehículos están diseñados para que la emisión de gases sea mínima, mientras que las válvulas para los cilindros domiciliarios sí permiten la fuga, que es donde se presentan los riesgos”, explicó.

Reveló que a los vehículos procedentes de Corea y Japón que utilizan GLP les son retirados los sistemas de seguridad para suplir el gas, ya que las dispensadoras no tienen los equipos adecuados, según los estándares de seguridad.
Escalante aseguró que para lograr esa conversión en el servicio, las estaciones que implementen esta modalidad y los vehículos que utilizan GLP necesitan realizar una reconversión de sus equipos, por lo que propone que el servicio sea permitido solo para aquellos que cumplan con las normas de seguridad.

Añadió que, además de la implementación de equipos adecuados, se hace necesario educar a la población para hacerle entender que esta modalidad no representa mayores riegos del que existe actualmente.

Entiende que República Dominicana debe adecuarse a las nuevas normas establecidas en otros países para beneficiar a los usuarios y también al Estado, mediante el reordenamiento del mercado de los combustibles.

Publicidad
Publicidad