Domingo, 15 de julio, 2018 | 4:52 pm

“Va hasta El Alfa”



Liquito arrancó para San Francisco de Macorís y consiguió las interioridades de la novela titulada “La Amanecía”, protagonizada por Sierra, Franco, Garabez y De’ Oleo, y jura y perjura que “son inocentes”… Asegura Liquito que todo se trató de un malentendido…

Según la “profunda investigación”, el viernes, alguien invitó a los muchachos a irse “a janguear” después del partido, y como era viernes “y el cuerpo lo sabe” no podían negarse… Y uno preguntó:

“¿y se va a da’ bueno ese can, porque tú sabes que estamos en playoffs?”, y el que invitó respondió: “uuuuuffs, va hasta El Alfa” y ahí fue que se dañó la cosa, porque entendieron “hasta El ALBA” y para no pasar por brutos y decir que no sabían lo que era eso, aceptaron…

Pero, y aquí está el bendito pero, las horas pasaban y nada de El ALBA, hasta que uno de ellos se desesperó, perdió la vergüenza y comenzó a preguntar “¿y cuando es que llega El ALBA?” y uno con cara de inteligente que estaba ahí le respondió, “oh, como a las 6.00”, y como “pa’ to’ perdío algo ganao”, esperaron las 6.00, hasta que los entraron en razón…

Dice Liquito que esa es la verdad del asunto, que no los culpen, que fue que les faltó madurez e inteligencia para entender lo que está bien y lo que está mal…

Le compré a Liquito lo de la falta de madurez, pero no la falta de inteligencia, porque cuando salieron y el sol les dio en la cara vocearon a coro:

“¡Oye, Galileo tenía razón, la tierra está dando vueltas!”, y si conocen a Galileo es porque algo han leído y que no les falta inteligencia “na”… ¡Psssss, además, aquí entre nosotros, si no fuera inteligente, Moisés Sierra no se hubiera puesto a discutir bolas y ‘strikes’ para que lo expulsaran temprano del juego!

cortos

Publicidad