Miércoles, 26 de septiembre, 2018 | 4:19 am

Una Serie del Caribe “inolvidable”



La Serie del Caribe 1990 me resulta inolvidable porque un día como hoy, hace ya 28 años, y parece que fue ayer, falleció, sacudido por un infarto fulminante, el amigo Temístocles Metz, quien fungía como secretario de Deportes de un gobierno de Joaquín Balaguer, su líder político. Hoy tuviera 72 años.

Era la primera de dos series que se realizaron en Miami, una en el estadio Orange Bowl y otra en el Bobby Maduro, ganadas por Escogido y Licey.

Compartíamos un grupo de amigos cuando se desmayó en medio del pasillo del hotel Days Inn en Hialeah y ante el esfuerzo del equipo de paramédicos y un traslado urgente al hospital, Temo no pudo retornar.

Era apenas el segundo día de competencias, pero el último para nosotros, recurriendo y abusando de la memoria, regresamos con el cadáver, Gustavo Rodríguez, Jorge Torres, Robin Bodden, Ramón de los Santos y Pablo Aybar (excusas si se me quedó alguien). ¡Una experiencia terriblemente imborrable!

En el renglón deportivo el Escogido (5-1) ganó la serie ante los Metros de San Juan (3-3), Leones de Caracas (3-3) y Naranjeros de Hermosillo (1-5).

El Equipo Todos Estrellas: Felipe Rojas Alou, dirigente; Homar Rojas, (C), MEX; Héctor Villanueva, (1B), PR; Nelson Liriano, (2B), RD; Edgar Martínez, (3B), PR; Omar Vizquel, (SS), VEN; Cornelio García, (LF), MEX; Moisés Alou, (CF), RD; Raúl Pérez, (RF), VEN; Rufino Linares, (BD), RD; Doug Linton, (P), VEN. Gerónimo Berroa, JMV, RD.

Renaldo Bodden

Publicidad