Martes, 22 de enero, 2019 | 7:04 pm

Una reflexión



“Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón”, afirmó Charles Rees Wilson, físico escocés.

A través de la observancia de una conducta adecuada, un individuo da ejemplo de corrección y genera confianza en quienes le rodean.

Tal como escribió Séneca hace mucho tiempo, “la confianza produce muchas veces lealtad”. Desafortunadamente, en la actualidad esta constituye un bien, que si estuviera regido por la ley de oferta y demanda, tendría un elevado precio.

Publicidad