Lunes, 17 de diciembre, 2018 | 9:18 am

Una reflexión



Jules Sadeau, novelista francés, sostuvo que “la gratitud es como aquel licor de Oriente que solo se conserva en jarros de oro: perfuma las almas grandes y se agria en las pequeñas”.

Esta vieja frase parece que fue escrita para cada nuevo día porque vivimos replicando ingratitudes, generalmente a través de la codicia por un oro llamado dinero; sin importar cuando daño hacemos.