Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 5:41 pm

Una reflexión



“Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa. Y escondido tras las cañas, duerme mi primer amor”, recita el cantautor español Joan Manuel Serrat en la canción “Mediterráneo”.

El amor se conjuga en la niñez, que se convierte en algo sublime y que conquista hasta los confines de la tierra.

El amor es para el niño como el sol a las flores; no le basta pan, sino que necesita caricias para ser bueno y fuerte.

Publicidad