Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 5:09 pm

Una reflexión



Arquímedes de Siracusa, físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego planteó: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”.

La ciencia llega casi hasta lo imposible, aunque como dijo el médico español Gregorio Marañón, su verdadera grandeza acaba valorándose por su utilidad.

No debemos, sin embargo, desdeñar a la filosofía como reflexión del hombre sobre la vida y el mundo con el solo uso de la razón porque nos permite acercarnos al principio y el fin de las cosas.

Publicidad