Una clasificación engañosa



Tradicionalmente el equipo nacional de baloncesto masculino de mayores es el más seguido en el país.

Recientemente aquí se tituló “Dominicana pierde, pero clasifica”, mientras otros prefirieron decir “RD clasifica aunque pierde”, refiriéndose a la actuación en AmeriCup y la clasificación a los Juegos Panamericanos del 2019. ¿Acaso ese era el objetivo primario dónde había siete plazas?.

Melvin José Bejarán, director de prensa del equipo, lo explicó bien en un tercer párrafo tras analizar la derrota, “pese a la derrota, los quisqueyanos aseguraron un boleto a los Juegos Panamericanos de Lima”.

Esa fue una clasificación que disfrazó una de las peores actuaciones del equipo dominicano en el historial moderno. El conjunto nacional terminó con 1-2, pero en el cuadro estadístico colectivo de los 12 actuantes sólo tuvo registros por encima de un deficiente equipo de Panamá que esta vez fue como relleno y al ganarle por 22 puntos pudo lograr la famosa clasificación en base a un rejuego de resultados de los tres grupos.

Tras quedar por debajo de los 60 puntos (57 y 56) en las dos derrotas, tuvo un pobre promedio de puntos por juego de 66.3, sólo por encima de los panameños (62.7).

En tiros de campo tuvo un pésimo 37% (200-74); en lances de dos puntos, 49.19% (116-57); en lances de tres, 20.2% (84-17) y en tiros libres, 63% (54-34). Definitivamente, un deficiente desempeño ofensivo. ¡Así no fue que hablamos!

Publicidad

Publicidad