Domingo, 19 de agosto, 2018 | 3:53 pm

Un triste conflicto entre buenos



Un germen extraño corroe a la sociedad dominicana, el cual dificulta el trabajo armonioso y unido de personas o entidades, aun sean de buena voluntad.

La semilla divisionista ha obstruido muchas buenas acciones y ha facilitado que los no tan bien intencionados se salgan con las suyas.

En estos días asistimos a un triste conflicto en el que están envueltas instituciones y personas vinculadas a las luchas libertarias más importantes de la Cuarta República.

El centro del conflicto es el manejo del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana, una obra que se ha ganado el aprecio de los dominicanos gracias a sus esfuerzos por mantener viva la memoria de la lucha por la libertad y la democracia.

Hasta ahora solo tenemos cosas halagadoras que decir de ese Museo y del trabajo que ha venido realizando.
Lo mismo podemos decir de las personas e instituciones que están envueltas en el conflicto que ha salido a la palestra pública.

Hacemos votos para que las partes enfrentadas lleguen a un entendimiento sin que termine afectando al Museo ni el historial de cada una de las denominadas Fundaciones Patrióticas.