Sábado, 22 de septiembre, 2018 | 3:32 pm

Un “rebulú” entre amigos



Desde antier estoy leyendo y escuchando en diferentes medios, incluyendo las atrevidas redes sociales, de un “impasse” que se ha producido entre la Lidom (Liga de Béisbol) y la Fenapepro (Federación Nacional de Peloteros Profesionales), organismos dirigidos por dos buenos amigos entre ellos: Vitelio Mejía y Mario Soto, “antiguos escogidistas”.

Hay un acuerdo que establece que la Lidom debe conceder un fin de semana a la Fenapepro para montar el Juego de Estrellas, que esta vez son los días sábado 9 y domingo 10 de diciembre, más la ñapa del lunes 11.

Ante la no celebración del partido de estelares, se coló que la Lidom utilizaría los días para remover partidos y no dejar en blanco el fin de semana, pero los peloteros estaban contando esos tres días libres para hacer lo que les dé su gana. Claramente, hubo un cruce de señas, Vitelio pidió curva afuera y Soto tiró picheo adentro.

Con una simple reunión en el box se resuelve todo, ese no debe ser motivo para echar lodo al evento que anda bien y entra en una etapa crucial.

En los años por venir se deben evaluar antes del inicio las potencialidades del juego de estrellas y sus posibilidades de ejecución en un enésimo formato, porque la última vez que realizó no recibió el respaldo deseado, aun cuando se rifaron dos carros, uno para los fanáticos y otro para los jugadores. ¡A tomar correctivos!

Renaldo Bodden

Publicidad