Martes, 18 de septiembre, 2018 | 7:49 pm

Un paso a la vez



“Tiempo y temple” es la frase que apareció hace más de una década, en momentos de mucho de estrés, en mi cabeza… y estas palabras han sido una especie de mantra que ha guiado mis días y me ha permitido enfocarme en mi vida personal, familiar y profesional… He aprendido que todo se logra en base a la persistencia, insistencia y perseverancia, pero sobre todo paciencia.

Los que me conocen saben que soy de las personas que constantemente están pensando a mil por hora, generando más pensamientos por minuto que palpitaciones en el corazón… Y no ha sido cosa fácil encontrar el punto de equilibrio de mis pensamientos, pues –contrario a la ebullición de mi interior- el exterior es pausado y tranquilo.

Es esta mezcla lo que me ha permitido subir cada paso de la escalera y esa determinación es la que me ha empujado a construir el futuro que quiero vivir, y, en el mismo, Encuentros Interactivos tiene un lugar importante, guiada por ese deseo de aportar mi granito de arena por una mejor sociedad, pues cuando como comunicadores crecemos, de la misma manera logramos que nuestro entorno sea mejor.

Los últimos días han sido un remolino, celebramos una nueva entrega de Encuentros Interactivos, esta vez en Santiago, con la participación de César Cordero, quien habló sobre las habilidades para desarrollarnos en el mundo de la comunicación, y Brian Rashid, con el tema ‘Marketing Digital’ nos ayudó a contar historias que venden. Sin embargo, no nos quedamos así, y en Santo Domingo celebramos el pasado viernes un conversatorio con Brian en el Atrio Central de Acrópolis Center.

Dicho esto, la mayor enseñanza que he tenido en todos estos años ha sido que todo tiene su tiempo y lugar y que lo que construimos debe estar sostenido sobre los pilares de la ética, la honestidad y el respeto… lo demás llegará como valor agregado.

Publicidad