Un pasito pa’lante y otro pasito “pa’tra”

luis-38





 

Una de las razones por las que en el país no se avanza con la celeridad que debiéramos es porque se vive dando “pa’lante y pa’trá” porque olvidamos con facilidad.

Veamos varios ejemplos: cuando se separaron las elecciones a raíz de la crisis post electoral de 1994 la justificación era eliminar el arrastre que implica la figura de un candidato presidencial frente a las candidaturas locales.

A los 16 años se volvieron a unificar señalando que con las elecciones separadas el país vivía en una campaña permanente.

Ahora tenemos elecciones unificadas, con el arrastre de la figura presidencial, un lío con escrutinios para tres niveles de votación y como quiera estamos en campaña permanente.

Otro ejemplo es la Ley que mueve el no laborable de los días feriados para el lunes siguiente. Cuando se aprobó en 1997 esa legislación se justificó con que los feriados a mitad de semana afectaban la productividad porque la gente cogía puentes con días de por medios o rompía el ritmo laboral de la semana. Se le añadió que así las familia podían disfrutar de esos asuetos y se fomentaba el turismo interno.

Ahora se intenta revocar con el pretexto de que si se mueve el no laborable esas conmemoraciones pasan sin mucha bulla.

Otro caso ocurrió en 1999 cuando se aprobó la Ley de Reforma de las Empresas Públicas (capitalización se le llamó para no usar la odiosa palabra “privatización”).

Se convenció a una parte de la población de que era necesaria porque el Estado no está para administrar empresas sino para regular y además es muy mal administrador. Poco después, ya en 2002 se empezaban a reestatizar empresas de las capitalizadas y hoy tenemos un verdadero arroz con mango.

Así hay muchos ejemplos de caminar “pa´lante y pa´tra”, que cuando se le incluye un pasito para los lados es el compás del merengue y la bachata.

Publicidad
Publicidad