Un logro tributario



El almuerzo anual de la Asociación de Industriales de la Región Norte (Airen), realizado ayer en Santiago, no fue nada común, tanto por su formato como por los contenidos que allí se compartieron, que llevan a reflexionar sobre la eficiencia en la administración tributaria.

Los directores de Impuestos Internos y Aduanas, Magín Díaz y Enrique Ramírez, respectivamente, expusieron ante la matrícula de la organización empresarial cómo han logrado crear y mantener una sinergia que comienza a dar frutos importantes en la recaudación, sin hacer reforma tributaria.

No ha sido nada genial. Se ha tratado solamente de voluntad para intercambiar información en línea, seguir casos de manera conjunta y articular estrategias en un mismo sentido.

Tan solo con eso, ambos funcionarios han logrado derribar arraigados altares de la evasión que se ubicaban en las exportaciones fantasmas hacia Haití, los ilícitos en alcohol y tabaco, las reliquidaciones enfocadas a atacar la subvaluación, los cierres de negocios incumplidores de sus deberes formales, los procesos legales por defraudación fiscal, entre otros.

Hay firmes expectativas de que –producto de esta coordinación interinstitucional- la recaudación combinada de ambas agencias cuando cierre el presente año sea equivalente al 1 % del PIB. Si esto llegara a concretarse, sería una verdadera hazaña sin reforma tributaria.

Hay mucho que hacer todavía, pues la cultura de la evasión sigue agazapada en la psique de mucha gente y los niveles de exenciones son tantos que constituyen siempre una amenaza de retroceso frente a logros citados.

Publicidad
Publicidad