Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 8:17 am

ToDus, el “WhatsApp cubano” suma 200.000 usuarios en su primera semana

Con la aplicación, como ocurre con WhatsApp, los cubanos pueden enviar mensajes, fotos, archivos de hasta diez megabytes y crear grupos de hasta 250 personas para intercambiar, con la gran diferencia de no tener que pagar una conexión a internet.

Con toDus el usuario puede enviar mensajes, fotos, archivos de hasta diez megabytes de «peso», y crear grupos de hasta 250 personas para intercambiar.
Con toDus el usuario puede enviar mensajes, fotos, archivos de hasta diez megabytes de «peso», y crear grupos de hasta 250 personas para intercambiar.


La Habana, Cuba.- La aplicación gratuita de mensajería “toDus”, conocida popularmente como “el WhatsApp cubano”, sumó más de 200.000 usuarios en su primera semana de vida, lo que “confirma la necesidad de que una herramienta como esta se encuentre al alcance de todos”, publican hoy medios oficiales de la isla.

En Cuba, uno de los países más desconectados del mundo y donde la conexión a la web es cara frente a los bajos salarios estatales, el lanzamiento el pasado 20 de julio de “una aplicación nacional de mensajería simple y gratis” que no requiere de conexión a internet fue recibido con furor, ilustrado por la rapidez con que se ha propagado su uso por todo el país.

Creada por la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) en colaboración con el monopolio estatal de las telecomunicaciones Etecsa, “toDus” opera solamente en la red nacional y se encuentra aún en fase de pruebas.

“Se trata de la primera aplicación de mensajería sincrónica de Cuba, lo que significa que no es necesario tener una cuenta (nacional) Nauta para utilizarla, basta con el número de teléfono del usuario y una conexión a la red de datos de Etecsa”, indica en un amplio reportaje el diario estatal Juventud Rebelde.

El periódico publicó una detallada lista de instrucciones de uso y respondió a las preguntas más frecuentes de los usuarios de la novedosa herramienta de comunicación, inédita para la isla.

Con la aplicación, como ocurre con WhatsApp, los cubanos pueden enviar mensajes, fotos, archivos de hasta diez megabytes y crear grupos de hasta 250 personas para intercambiar, con la gran diferencia de no tener que pagar una conexión a internet.   

Por ahora “toDus” solo está disponible para el sistema operativo Android, como la también novedosa “Apklis”, la “primera tienda cubana de aplicaciones para Android”, desde donde la app de mensajería ya ha sido descargada más de 92.000 veces.

En “Apklis” también están disponibles “Dónde hay”, una aplicación para rastrear productos en la red estatal de tiendas minoristas, “Transfermóvil”, útil para pagar servicios básicos como el agua, la electricidad y el teléfono y un mapa nacional llamado “Cubamaps”.

Este nuevo producto “garantiza soberanía tecnológica, algo que productos similares, como WhatsApp y Messenger (de Facebook), no hacen”, aseguró el director de redes en la UCI, Yadier Perdomo.

Al estar alojado en servidores cubanos, ‘toDus’ “permite que la comunicación sea viable dentro del territorio nacional, lo cual abarata sus costos operacionales”, explicó.

Sobre el polémico y actual componente de seguridad, Perdomo especificó que los mensajes “viajan cifrados y no se almacenan en los servidores”, sino en los dispositivos del emisor y el receptor.   “Ello aporta un fuerte componente de privacidad y protección de datos”, aseguró el especialista.

Para revertir su posición entre los países más desconectados del mundo, Cuba aplica un programa de desarrollo de las telecomunicaciones impulsado por el Gobierno cubano, que incluyó en una primera etapa la apertura de puntos públicos wifi en 2015, que hoy suman ya más de 600 en plazas y parques de todo el país. 

La tarifa inicial de conexión fue de 2,5 CUC (equivalente al dólar) por hora, precio que Etecsa disminuyó gradualmente hasta 1 CUC actual, un monto aún elevado para el cubano medio, que percibe un salario promedio mensual que no llega a los 30 dólares al mes.

En marzo de 2017 comenzó la comercialización del internet en los hogares, restringido hasta ese momento a profesionales de alto nivel y prohibido para el resto de la población.

Según datos oficiales, Cuba registró en 2016 más de 4,5 millones de usuarios de internet y ya suma 5,2 millones de líneas móviles.