Miércoles, 20 de junio, 2018 | 9:03 pm

Temporada ciclónica incide en el comportamiento de su salud

Medidas. Se aconseja realizar acciones de prevención, como almacenamiento de agua y activar los niveles de higiene. .Brotes. La neumonía, los procesos asmáticos, bronquitis, rinitis y conjuntivitis detonan en este temporada.

Solo deben  prestar atención a las medidas que dicten los organismos de socorro,  en caso de que algún fenómeno atmosférico afecte la nación.
Solo deben prestar atención a las medidas que dicten los organismos de socorro, en caso de que algún fenómeno atmosférico afecte la nación.


SANTO DOMINGO.-La temporada ciclónica, además de traer consigo distintos fenómenos atmosféricos, incide en la salud de cualquier persona y por consiguiente contribuye a la proliferación de enfermedades en el país, como dengue, chikungunya y malaria, por tan solo citar algunas.

A juicio del gastroenterólogo Rudelkin Almonte y del epidemiólogo Francisco Torres se debe empezar a realizar pequeñas acciones de prevención.

Las mismas van desde el correcto almacenamiento de agua, tener su medicamento en caso de padecer alguna enfermedad, la higiene en el hogar hasta el lavado correcto de las manos.

“Por insignificante que les parezca, esto marca la diferencia, porque la lluvia, en algunos casos, no causa daños en lo inmediato, sino con el paso de los días, algunas de estas enfermedades requieren tiempo para manifestarse y causar estragos”, indicó Rudelkin Almonte.

Estos factores son los que pueden aumentar los casos de proliferación de enfermedades infectocontagiosas y que posteriormente se ve reflejadas en el comportamiento epidemiológico de la República Dominicana.

“Otro tipo de enfermedades frecuente son las gastrointestinales, como parasitosis, amebiasis, hepatitis A, que se trasmiten a través de los alimentos contaminados.

También el cólera”, señala el gastroenterólogo Almonte. Agrega a que las enfermedades respiratorias, como la neumonía, procesos asmáticos, bronquitis, rinitis y conjuntivitis son de los las que suele detonar durante esta temporada.

Los brotes

El doctor Almonte manifestó: “Con frecuencia se observan brotes de conjuntivitis durante la temporada ciclónica, que inició el primero de junio y que concluirá el 30 de noviembre, pero no significa que las enfermedades desaparecerán”.

Mientras que el epidemiólogo Torres destacó que otras que pueden aparecer son las enfermedades diarréicas por mal manejo de alimentos, contaminación y escasez de agua.

“Es importante guardar la prevención con lavado de manos, conservar y reguardar el agua de consumo, taparla toda como protección para evitar el criadero de mosquitos”, agregó Torres.

De igual forma, se requiere lavar de forma correcta y con mucho jabón y cloro los envases a utilizar para cocinar y así evitar contaminación con heces y orina de ratón, los cuales generan la enfermedad de la leptospirosis.

Medida de protección

El galeno detalla que una forma de tomar medidas de protección es eliminar la basura y su acumulación en el hogar y la comunidad para evitar criaderos de vectores (mosquito) y que las mismas tapen las alcantarillas.

Por último, los galenos invitaron a la población aunar esfuerzos para mantener su comunidad limpia.

Onamet está vigilante del cambio climático

Labor. La directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos, a tan solo cuatro días de haber iniciado la temporada ciclónica 2018, dijo que los pronósticos indican que tendrá un “comportamiento dentro del rango de lo normal o ligeramente por encima, el número no es significativo, lo importante es mantenerse vigilando y en eso está la Onamet”.

Los pronosticadores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) de los Estados Unidos, en su portal Web precisan que existe un 70% de probabilidad de que se formen de 10 a 16 tormentas con nombre y que pueden tener vientos de 39 mph o más, de las cuales 5 a 9 podrían convertirse en huracanes (vientos de 74 mph o más), incluyendo 1 a 4 huracanes mayores (categoría 3, 4 o 5, con vientos de 111 mph o más).

Destacan que también una temporada promedio de huracanes produce 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos tres importantes.