Subero Isa le ha tocado enfrentar grandes retos

Sus progenitores le exigían continuar con la tradición familiar de estudiar Ingeniería, pero escogió el Derecho

Al hablar de su  niñez esboza una sonrisa como si esos recuerdos asaltaran sus pensamientos.
Al hablar de su niñez esboza una sonrisa como si esos recuerdos asaltaran sus pensamientos.





Santo Domingo.-A pesar de que sus progenitores querían que continuara con la tradición familiar de estudiar Ingeniería, Jorge Subero Isa, con 18 años, decidió en contra de ellos, inclinarse por el Derecho. Esta profesión lo conduciría tiempo después hasta la cúspide del Poder Judicial, es decir, a la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

“Cuando terminé el bachiller y llegué a la universidad me informan que no calificaba para estudiar Ingeniería, porque no hice la educación media en Matemáticas y entre las opciones que tenía estaba el Derecho”, explicó en tono pausado.

Ingreso a la escuela

En 1953 la familia tomó la decisión de trasladarse 81 kilómetros de su natal San José de Ocoa hasta una comunidad de San Cristóbal llamada Los Mineros.

Allí tuvo que esperar cumplir los seis años de edad para poder ingresar a la escuela primaria, siendo su primera profesora Mercedes María Nina, madre de Domingo Porfirio Rojas Nina, quien fuera presidente del Consejo Dominicano de Derechos Humanos.

Cuatro años más tarde, en 1958, regresó a casa de sus tías para continuar su educación media (el bachillerato) en su natal San José de Ocoa.

El jurista explicó que a pesar de las limitaciones de la vida en el campo, vivió una niñez feliz, condición que asegura le ha acompañado a lo largo de su vida personal y laboral.

“Mi niñez fue totalmente feliz con las precariedades propias de la vida del campo, donde a las tres de la tarde teníamos que cerrar las puertas y ventanas de la casa por la neblina y hacía mucho frío”, apuntó.

Mirada retrospectiva

Al preguntarle sobre cuál ha sido su experiencia más difícil entre la Junta Central Electoral (JCE) y la Suprema Corte de Justicia (SCJ) dice que debe hacer una mirada retrospectiva de su llegada al alto tribunal electoral. Explica que aunque eran posiciones totalmente diferentes una era consecuencia de la otra.

Tras 24 años de ejercicio profesional, el 2 de mayo de 1997 ocupó la presidencia de la Junta Central Electoral (JCE), en sustitución de César Estrella Sadhalá, quien había renunciado.

“En esa posición manejé problemas eminentemente políticos a los cuales había sido totalmente ajeno, porque mi ejercicio profesional era a nivel de compañías de seguros y bancos”, asegura.

Sin embargo, el equipo conformado en ese órgano electoral no permitió que la salida de Estrella Sadhalá afectara de manera institucional, sino afectiva.

El apellido

Tras su designanción en la JCE, hubo algunos cuestionamientos porque el apellido Subero estaba muy asociado al expresidente Joaquín Balaguer, porque su primo Marcos Subero había sido secretario de Obras Públicas y administrador de la Corporación Eléctrica.

A raíz de eso, el entonces líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que no lo conocía, dio unas declaraciones en Chile objetándolo para que estuviera al frente de la Junta Central Electoral. Peña Gómez con el tiempo cambió de opinión.

Pero su paso por la JCE fue efímero, tres meses después, el 3 de agosto de 1997 fue nombrado presidente de la Suprema Corte por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) .

Subero propuso que solo aceptaría la presidencia de la SCJ si podía dirigir con total independencia, administraría su equipo y que su designación fuera sin ninguna objeción, y como todas estas condiciones se dieron, él aceptó.

“Padecí un cambio muy violento cuando salí de la Junta con toda su modernidad, porque al llegar a la Suprema tuvimos que empezar desde cero, no había computadoras solo máquinas Olivetti”, recuerda Subero Isa, expresidente de la Suprema Corte.

Publicidad
Publicidad