Martes, 18 de septiembre, 2018 | 3:42 pm

SpaceX abre nueva era espacial con puesta en órbita de un supercohete

Destino. El cohete más potente del mundo viaja rumbo a Marte, y llegará en seis meses al planeta. Despegue. Usó la misma plataforma del Apolo 11, que viajó a la Luna.

Espectadores miran el cohete. Viajará a una velocidad de 11 kilómetros por segundo. En seis meses  llegará  a  Marte.   AP
Espectadores miran el cohete. Viajará a una velocidad de 11 kilómetros por segundo. En seis meses llegará a Marte. AP


CABO CAÑAVERAL, FLORIDA.-La empresa estadounidense SpaceX abrió ayer un nuevo capítulo de la carrera espacial con el exitoso lanzamiento del gigantesco cohete Falcon Heavy, un paso adelante en sus planes de llevar el hombre a Marte.

Ante la atenta mirada de miles de personas, el Falcon Heavy despegó ayer a las 3.45 de la tarde desde el Centro Kennedy de la NASA, ubicado en Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos), para una misión de prueba que tenía como objetivo colocar por primera vez en el espacio un automóvil.

Se trata de un deportivo de color rojo, como corresponde a Marte, fabricado por Tesla, la marca de automóviles eléctricos que dirige Elon Musk, también presidente de SpaceX.

El Tesla Roadster inició ayer un camino que lo alejará hasta 450 millones de kilómetros de la Tierra y lo pondrá en una órbita cíclica entre la Tierra y Marte.

En las áreas habilitadas para contemplar el lanzamiento en el Centro Kennedy, miles de personas saltaron de emoción al ver cómo la aeronave abandonaba la plataforma y se abrazaron aún más cuando dos de los tres cohetes de los que consta la gigantesca aeronave lograron regresar ocho minutos después del lanzamiento.

Uno de los retos de esta misión de prueba era lograr el aterrizaje de los tres cohetes aceleradores de los que consta el Falcon Heavy, para ser reutilizados en futuras misiones, como ya ha hecho SpaceX con el Falcon 9. Dos de los cohetes regresaron pero hasta ahora se desconoce qué pasó con el tercero, el que propulsó la cápsula donde iba el automóvil.

Aunque el lanzamiento del Falcon Heavy ha sido uno de los eventos espaciales más esperados desde las misiones Apolo en la década de los años 60 y los 70, Musk aseguró que este es solo un paso previo a un cohete todavía más potente, el BFR (Big Falcon Rocket), que la empresa aeroespacial prevé tener listo en cinco años y con el que está confiado en llevar humanos a Marte.

—1—Satélites pesados
El Falcon Heavy está diseñado para llevar al espacio satélites más pesados que los actuales.

—2— Robots a Marte
Además, podrá llevar robots de dimensiones mayores a Marte e incluso a planetas más lejanos, como Júpiter o Saturno.
—3—El lanzamiento
Cada lanzamiento de un Heavy tiene un costo de 90 millones. El cohete será usado para enviar turistas en una nave tripulada alrededor de la Luna.