SOS por el deporte en Puerto Plata

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel





Hoy les dejo con algunas consideraciones que sobre el estado del deporte en Puerto Plata me envía el deportista Jorge Martínez. Veamos:

“Cuando existía el formato de celebrar Juegos Deportivos Nacionales, Puerto Plata fue la única de las grandes provincias que no fue favorecida con la sede.

Por años esta provincia luchó en vano por recibir de los gobernantes de turno la sede, pero no bastaron los logros en ediciones anteriores y el prestigio de sus atletas para poner atención a esos pedidos.

Hay que admitir que faltó el componente político que empujara las aspiraciones de Puerto Plata.

La primera obra deportiva de importancia construida fue el estadio José Briceño en 1978, siendo la sede de los Piratas del Atlántico en la Liga de Verano del Cibao en su última etapa.

Desde esa época Puerto Plata no había recibido una inversión importante en instalaciones deportivas, fue en 1998 cuando el Estado construyó el polideportivo general Gregorio Luperón, luego de que la dirigencia deportiva enfrentara y venciera ambiciones de grupos dominantes y políticos que pretendían utilizar los terrenos para un complejo habitacional.

Los puertoplateños vemos cada día el deterioro del estadio José Briceño, que luce abandonado, sin electricidad, fruto del paso del Huracán Irma una de sus torres colapsó.

Si el ministro de Deportes, Danilo Díaz, hubiese cumplido su palabra de reparación cuando las lluvias de noviembre de 2016, quizás la historia fuera otra.

Todo esto ocurre ante el silencio de la dirigencia deportiva local.

El polideportivo tiene historias muy particulares, pero llenas de incumplimientos de las autoridades. El techado Fabio Rafael González ha recibido varias reparaciones, pero nunca han colocado tableros y tabloncillos nuevos, y sus aéreas no aguantan más y se caen a pedazos para constituir una vergüenza para la dirigencia del básket local.

Hace apenas dos años las instalaciones fueron remodeladas y el techo de voleibol cambiado, pero el ministro de turno no lo recibió porque presentaba vicios de construcción.

El campo de fútbol, casa de los campeones Atlántico FC, merece una inversión del Gobierno, porque no tiene camerinos ni un drenaje inadecuado.

El deporte en Puerto Plata necesita la atención urgente del Estado, y está desde hace tiempo a la espera de la arena del Atlántico, proyecto que descansa en los archivos de Miderec”.

Publicidad
Publicidad