Sorteo de Liga de Béisbol



El sorteo que se realiza para que los equipos se repartan jugadores de otros ya eliminados, es sencillamente el disparate más increíble en toda su historia.

Desde que se implementó he sostenido que es una verdadera barrabasada, inexplicable en un organismo con todos los años de experiencia.

No es posible que jugadores de conjuntos fuera de competencia pasen a engrosar las filas de los que pasaron la etapa regular.

Es como si Texas y los Gigantes hubiesen tenido la oportunidad de escoger a Albert Pujols y Alex Rodríguez, por solo citar dos jugadores. Con esa práctica se desvirtúa la competencia, dado que en el llamado round robin los equipos se transforman de la noche a la mañana. Por  eso es que es sumamente difícil hacer un vaticinio en esta “pelotita”, cargada de improvisaciones, producto del mismo desorden mayúsculo en que vive esta sociedad en términos generales.

¡Hasta cuándo, Dios mio!

RADARES.- Con  las Águilas y el Licey  fuera del “dinero”, el seguimiento a lo que resta del campeonato será muy pobre, si tomamos en cuenta que estos equipos, ya eliminados, representan casi el 80% de los aficionados al béisbol. De acuerdo a la última encuesta de la Gallup, Licey tiene 39% de  las simpatías, y  los cibaeños  un 34%… Floyd Mayweather se podría quedar “sin pito y sin flauta”.

Publicidad

Publicidad