Jueves, 16 de agosto, 2018 | 10:19 am

Solo un milagro puede salvar de una barrida a los Cavaliers



Las probabilidades de que los Warriors no se coronen campeones son remotas, casi imposibles, si tomamos en cuenta que en la historia de las finales de la NBA ningún equipo después de estar 0-3, como es el caso de los Cavaliers, ha podido ganar la corona.

La maquinaria de los Warriors, con Kevin Durant y Stephen Curry como máximos protagonistas, ha sido muy superior a los Cavs, que solo cuentan con LeBron James y en contadas ocasiones con Kevin Love.

Esa y no otra es la causa de su debacle, en esta final que muchos optimistas seguidores de Cleveland pensaron que podría igualarse cuando la serie se mudara a su casa.

Definitivamente, no creo que haya mucho que buscar, porque los Warriors han demostrado durante estos últimos años que son una maquinaria aceitada, que casi todos pueden aportar cuando se les requiere.

Los milagros no existen y menos en estos tiempos, por lo tanto, la historia parece que ya está escrita y que Golden State puede irse colocando su cuarto anillo.

En la historia de la NBA solo ocho equipos han barrido por un 4-0, y si ocurre ahora, como todo pinta, sería la segunda vez que le ocurriría a los Cavs, la primera de los Spurs de San Antonio en 2007.

Esta serie dejará un sabor amargo en los Cavs, y en especial a LeBron James, quien ha hecho un trabajo tan extraordinario en la campaña que está optando por el título de JMV.

La serie está de un solo lado, y lo más que podría hacer Cleveland sería ganar hoy para que no le celebren en su propia casa del Quicken Loans Arena.

RADARES.- La actuación de las “Reinas del Caribe” en la Copa de Naciones, con récord de 2-10, deja qué desear, aunque se insista que el equipo está incompleto, y se refleja de mala manera en el “ranking” de la FIVB… Este sábado Ábner Mares y Leo Santa Cruz escenificarán en Los Ángeles lo que debe ser uno de los mejores combates de 2018… El promotor Oscar de la Hoya dio por terminadas las negociaciones para la revancha Gennady Golovkin- Canelo Álvarez, todo por los pedidos económicos del kazajo.