Solidaridad con los que sufren



Miles de dominicanos han sufrido de manera inclemente los efectos de las lluvias.

Muchos han tenido daños en sus viviendas, mientras que otros simplemente han perdido todas sus escasas propiedades.

Durante dos semanas se han registrado dos vaguadas y parece que seguirá lloviendo en los próximos días, provocando daños a los más vulnerables.

El Gobierno, como suele ocurrir en este tipo de casos, ha salido en auxilio de los afectados.

En algunas situaciones extremas, las acciones oficiales se dirigen a soluciones definitivas a la situación de vulnerabilidad de esas víctimas.

Los daños abarcan numerosas obras de infraestructura que a su vez inciden en desmejorar las condiciones de vida de las comunidades donde estaban levantadas.

Las zonas más afectadas por las lluvias necesitan del auxilio del Gobierno y de los ciudadanos solidarios para acelerar su proceso de recuperación.

La acción gubernamental debe estar acompañada de la generosidad de los ciudadanos, que nueva vez tienen la oportunidad de poner de manifiesto la bonhomía que caracteriza al pueblo dominicano.

Comunidades del sur corto han resultado muy impactadas y pequeños productores agropecuarios han sufrido el impacto de las inclemencias del tiempo.

De seguro que se levantarán gracias al esfuerzo mancomunado, pero no dejemos solos a los que sufren.

Los que perdieron sus casas, ajuares o cosechas necesitan apoyo para levantarse.
Es hora de ser solidarios.

Publicidad
Publicidad